Entrevista
CIO Executive Council
IA generativa
Especial Repaso CW 2023

"Hay expectativas demasiado altas en torno a la IA generativa"

Juan Antonio Relaño, presidente del think tank para directivos CIO Executive Council (CEC), reflexiona sobre cómo ha impactado la compleja situación geopolítica, económica y tecnológica vivida en 2023, con el auge indiscutible de la IA generativa como protagonista, en el rol y el liderazgo de los CIO en las organizaciones.

Juan Antonio Relaño (CEC)
Play

 

Esther Macías / Imagen: Juan Márquez

 

Al frente del capítulo español del think tank CIO Executive Council (CEC), compuesto por directivos de TI de grandes compañías y organizaciones públicas del país, se encuentra Juan Antonio Relaño quien, además, es CIO de la multinacional Bosch en España y coordinador de innovación y transformación de esta compañía en EMEA. El ejecutivo, un amplio conocedor del papel de los líderes corporativos de tecnologías de la información y la evolución de esta función en los últimos años, reflexiona en una entrevista realizada con la publicación CIO España sobre qué elementos han sido disruptivos para este rol a lo largo de 2023, tanto a nivel geoestratégico y económico como desde el punto de vista puramente tecnológico donde, reconoce, ChatGPT ha supuesto toda una revolución, "eclipsando al resto de tecnologías".

Aunque cree que "la IA generativa va a ser una de las tecnologías más rompedoras en los próximos años", alerta de la burbuja que se está creando en torno a ésta. "Hay expectativas demasiado altas en torno a esta tecnología". 

 

Está a punto de finalizar un año complejo desde el punto de vista geopolítico, económico (con elevados niveles de inflación) e incluso tecnológico, con el auge de la IA, en particular de su ‘sabor’ generativo. ¿Cómo describiría este 2023 para los CIO?  

2023 ha sido un año complicado, complejo para los CIO y en general. Ya lo avanzaba Gartner en su informe de 2022 para 2023 cuando señalaba los riesgos geopolíticos que habría e indicaba también que este iba a ser un año de “grandes oportunidades”, lo que en realidad significa "grandes problemas". En efecto, ha sido un año duro desde el punto de vista geopolítico y económico. Si en 2022 empezamos con la guerra de Ucrania, sin olvidar la rotura de la cadena de suministro de China —que, para muchas compañías, incluida Bosch, de la que soy el CIO, fue un dolor de cabeza tremendo—, la inflación en general, la subida del precio del petróleo en particular y un cambio de un mundo globalizado por otro en el que impera la localización, el nearshoring y el friendshoring, este 2023, además de todo esto, se han añadido una nueva guerra más —la de Israel y Gaza— y los efectos del cambio climático.  

Sí es cierto que, económicamente, no ha ido mal. Pensábamos que la recesión de Estados Unidos arrastraría a Europa, pero esto no se ha producido, afortunadamente. Es más, las empresas han aumentado sus beneficios, algo que nadie se explica y es muestra de la resiliencia del mundo corporativo. Y, desde el punto de vista tecnológico, el cambio ha sido tremendo. Mientras que en 2022 todos estábamos pensando en el metaverso y en la realidad aumentada y virtual, la aparición de ChatGPT a finales del pasado año ha supuesto la democratización de la inteligencia artificial generativa en el mercado y que todos estemos pensando en esta tecnología y su impacto en la empresa. Es más, ha eclipsado a todas las demás tecnologías. En definitiva, 2023 ha sido un año complejo y creo que 2024 también lo será. 

 

¿Qué perspectivas tiene? 

Económicamente, si nos atenemos a la estadística, creo que en 2024 la economía empeorará. A nivel geopolítico no parece que el panorama mejore, las guerras que hay continúan y afectarán al terreno energético, las cadenas de suministro van a seguir sufriendo...    

 

Y todos estos desafíos, ¿cómo impactan en la función del CIO? 

Impactan en todas las empresas y en todos los ejecutivos 'C-level', obviamente también en nosotros, los CIO. Si el negocio no va bien, los presupuestos de TI se resentirán. También nos afecta la escasez de talento tecnológico disponible, que seguirá empeorando. Por otro lado, las nuevas tecnologías que van apareciendo provocan cada vez una mayor disrupción en menos tiempo y esto también afecta al talento. La clave es encontrar perfiles que se adapten bien a los cambios que vienen y que sepan gestionar desde proyectos de cloud a otros de IA generativa. Esto supone un cambio muy importante a la hora de contratar personal de TI, unos profesionales que antes eran más estáticos. 

Así que sí, está cambiando nuestro rol, el del CIO, pero también el del CEO, el director financiero, el de recursos humanos (con el auge del trabajo flexible y el modelo híbrido...). 

 

Es que en todos los perfiles y en todas las empresas el impacto de la tecnología es directo. 

Sí, ahora todo es tecnología. Así que sí, 2024 creo que será otro año de ‘grandes oportunidades’ para el CIO. 

 

 

"Es clave [para el CIO] encontrar perfiles que se adapten bien a los cambios que vienen y que sepan gestionar desde proyectos de 'cloud' a otros de IA generativa"

 

 

Hablábamos antes de la IA (y la GenAI en particular), pero hay más tendencias tecnológicas en auge, como el modelo cloud y el todo como servicio, con un elevado peso... 

El modelo cloud tiene un fuerte impacto en las organizaciones, que ganan, gracias a este, una agilidad, una escalabilidad y una capacidad de computación tremenda. Respecto a la IA, bueno, ahora hay una explosión tremenda, sobre todo a raíz de los avances en su versión ‘generativa’, pero este bum bajará algo, como suele pasar con todas las tecnologías nuevas que aparecen.  

 

¿Hay una burbuja, entonces, en esto de la IA generativa? 

Sí la hay y creo que hay expectativas demasiado altas en torno a esta tecnología. Dicho esto, es cierto que la IA y, en concreto, la IA generativa, va a ser una de las tecnologías más rompedoras en los próximos años. Nosotros, en Bosch, ya lo veíamos venir y, de hecho, tenemos una cátedra de IA aplicada al internet de las cosas con la Universidad Complutense de Madrid. El auge de la IA ya lo conocíamos, lo que ha ocurrido es que se ha acelerado su democratización en toda la sociedad con la llegada de la plataforma de OpenAI. 

 

¿Cómo impacta la IA generativa en particular en los equipos de TI y a la hora de eficientar los procesos tecnológicos? ¿Harán falta menos perfiles de TI? 

No creo. Ocurrirá como siempre ha pasado, el tipo de trabajo cambiará. Así ocurrió con los luditas durante la Revolución Industrial. Al final, los trabajos evolucionarán y lo bueno de la automatización es que las personas tendrán que centrarse en una labor más intrínsecamente humana, como la creatividad, la innovación, la colaboración, la empatía... Lo peor que se puede hacer es prohibir la IA generativa. Hay que probarla, abrazarla y buscar fórmulas para sacarle el máximo partido. 

 

Donde sí puede impactar el uso de este tipo de plataformas de IA generativa es en la seguridad, sobre todo cuando se utilizan sin el control del área de TI. 

Sí, y es un problema enorme. Como toda tecnología crítica en la empresa, la IA generativa no se puede externalizar y esto es lo que están haciendo muchas organizaciones. Esto supone un gran riesgo porque implica que los datos corporativos que vayan a una plataforma externa pueden ser utilizados. Y en nuestra profesión, la gestión del riesgo es fundamental. Los CIO debemos tener una actitud proactiva respecto a estas innovaciones tecnológicas, pero debemos ser también capaces de explicar al resto del comité de dirección no solo las oportunidades que implica la adopción de esta tecnología, sino también los riesgos. No obstante, lo que estamos viviendo ahora con la IA generativa no es nada que no hayamos vivido ya con otras muchas tecnologías.  

 

 

"La IA generativa no se puede externalizar. Es lo que están haciendo muchas organizaciones y supone un gran riesgo"

 

 

Cambiando de tema, ¿cómo es actualmente la relación entre el CIO y el CISO? 

La tendencia es que sean dos puestos que trabajen en paralelo; antes, en muchas empresas, el CISO dependía del CIO, pero esto está cambiando. Son dos figuras que se complementan: uno define la estrategia de TI y el otro la de seguridad de la información; obviamente, tienen que colaborar mucho y trabajar conjuntamente para concienciar a toda la organización sobre la importancia que tiene la ciberseguridad. Esta es el único gran riesgo que puede hacer que una empresa pueda caer, y hacerlo de un día para otro.  

 

La legislación (cada vez mayor) en materia de tecnología, ciberseguridad, etc. también tiene un elevado impacto en el día a día de los CIO. ¿Hasta qué punto esto les ocupa/preocupa?       

El mayor impacto que veo actualmente de la regulación es en todo lo relacionado con la sostenibilidad y las TI, sobre todo en 2024, cuando habrá que cumplir con los criterios marcados por la UE. En este caso, por otro lado, las nuevas tecnologías nos pueden ayudar a cumplir con esta normativa; aquí la IA generativa puede tener un papel relevante, pero, repito, IA generativa controlada de forma interna. 

 

Según IDC, ya este 2023 una de cada dos organizaciones generará más del 40% de sus ingresos a partir de la venta de productos y servicios digitales. ¿Esta es una tónica generalizada en España?  

Totalmente. Además, el modelo del smartphone se está imponiendo, especialmente en algunos sectores como retail, viajes, hoteles... El algunos segmentos el 60% de los productos se adquieren a través de dispositivos móviles. Nos olvidamos de que el 90% de nuestra población lleva en su bolsillo un dispositivo que tiene una capacidad de computación impresionante, miles de veces superior a la computadora que mandó el Apolo XI a la luna. Y esto es algo que el CIO tiene que tener en cuenta a la hora de diseñar su estrategia de negocio, sobre todo los directivos de determinados sectores. Hay quien lo tiene muy claro e impulsa el diseño de plataformas exclusivamente para el móvil. 

 

¿Cómo se han comportado, en general, los presupuestos de TIC en 2023? ¿Han crecido? ¿En torno a qué tecnologías/proyectos? ¿Qué feedback tienen en el CEC? 

Los presupuestos siguen aumentando, IDC espera que aumenten por encima del 4%, llegando a los 60.000 millones de inversión en TI en España. He visto incluso alguna previsión que habla de un aumento por encima del 7%, pero veremos. Yo calculo que la cifra estará en esa horquilla del 4,5% y el 7%. La inversión en tecnologías de la información continuará y superará el PIB en España. 

 

¿Ninguna crisis lo frenará? 

Las crisis generan oportunidades y, en la actualidad, o apuestas por la transformación digital o estás fuera del mercado. 

 

¿Por qué es importante para los CIO crear ecosistema y aunar fuerzas con otros actores del entorno emprendedor, universitario, etc.? 

El adagio que dice “si quieres caminar rápido ve solo, pero si quieres llegar lejos ve acompañado” es fundamental. Por muy grande que sea la empresa o la organización en la que el CIO trabaje, esto no es suficiente para impulsar la innovación. Es necesario apostar por hacer ecosistema junto a universidades públicas y privadas, escuelas de negocio, startups, incluso ONG. La riqueza que nos da esto es tremenda. Los CIO buscamos ideas innovadoras y esto sólo nos lo puede dar un ecosistema. 

En particular, yo diría que es clave trabajar con el sector educativo, primero para tener contacto con el talento y atraerlo; segundo para estar al tanto de nuevas tecnologías, etc.  

 

 

"Lo tengo claro es que el rol del CIO no va a desaparecer. Sólo evolucionará, como ha hecho siempre"

 

 

¿Qué papel tienen, por su parte, los think tanks de directivos, como el CIO Executive Council?  

Es un elemento clave en esta idea de contribuir y colaborar. Del CEC formamos parte ejecutivos de tecnología que trabajan para grandes empresas nacionales o multinacionales, como es mi caso; es una iniciativa que nos permite reunirnos, discutir sobre nuevas tecnologías y su impacto en los distintos sectores, colaborar... El CEC busca lo mejor para las empresas cuyos CIO forman parte de este think tank y también impulsa los logros personales de estos directivos. Pero, sobre todo, el CEC es fundamental por el papel que tiene para la sociedad. Intentamos contribuir con la sociedad aportando nuestras capacidades tecnológicas. Ese es el fin último de organizaciones como esta. 

 

En la actualidad, los CIO de las grandes empresas suelen pertenecer ya al consejo de dirección de sus compañías. Antes comentaba que la visión del CEO y del resto de líderes de negocio hacia las TI ha cambiado por completo en los últimos años, ¿hasta qué punto? 

Mucho. Antes la tecnología se veía como un medio más y hoy en día es una parte fundamental de la estrategia empresarial. De hecho, el 80% de los CEO, según McKenzie cree que su empresa debe ser más digital. Y para acometer este objetivo el partner clave es el CIO. 

 

¿No temen los CIO perder el control de la estrategia de TI ahora que también otras áreas deciden cada vez más en materia tecnológica? 

No, lo que llamamos ‘shadow IT’ ha existido siempre. Evidentemente, el rol del CIO ha pasado de ser un facilitador de unos sistemas y una infraestructura estables a un papel mucho más proactivo donde, como experto en tecnología, pone encima de la mesa nuevas soluciones y herramientas que contribuyan a la última linea de la cuenta de resultados, porque está enfocado a negocio. De hecho, en el CEC no hablamos de switches sino de negocio, de personas, de ecosistemas...  

 

Por último, ¿cuál es la gran preocupación de los CIO ahora? ¿Qué les quita el sueño? 

El talento, la ciberseguridad, los modelos operativos obsoletos en un mundo laboral híbrido, el cambio cultural... Lo que tengo claro es que el rol del CIO no va a desaparecer. Sólo evolucionará, como ha hecho siempre. 



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Webinars

Nuevo número de nuestra revista de canal 
 
DealerWorld Digital

 

Cobertura de nuestros encuentros

 

Documentos ComputerWorld



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?