Banca
SAP

La informática, clave en la apuesta de Vast Bank por las criptomonedas

La entidad ha transformado su núcleo bancario en torno a SAP para adelantarse al futuro de las criptomonedas en EE.UU.

criptomonedas

En esta era de cambios constantes, la vanguardia puede venir de lugares aparentemente improbables.

Debido a la competencia de los grandes bancos y a la avalancha de tecnologías financieras emergentes, Vast Bank un banco familiar norteamericano, está tratando de destacar con el objetivo de convertirse en uno de los primeros bancos de EE.UU., si no en el primero, en ofrecer servicios de criptodivisas directamente a los clientes minoristas.

La medida, por la que el banco con sede en Tulsa, Oklahoma, se asocia con la plataforma de intercambio de criptomonedas Coinbase para ofrecer servicios integrados de criptomoneda, culmina una transformación digital de cinco años centrada en el software empresarial de SAP.

El banco, fundado hace 40 años como Valley Bank, está apostando por un futuro financiero favorable a las criptomonedas en Estados Unidos. Para capitalizarlo, Vast cambió a un sistema back-end bancario de SAP que soporta múltiples monedas, criptodivisas y capacidades de personalización para ampliar el soporte a otros activos digitales, dice el CIO Stephen Taylor. 

"En los últimos cinco años, hemos emprendido un viaje para redigitalizar completamente nuestra plataforma tecnológica basada en un núcleo [bancario] que utilizan muchos grandes bancos de centros monetarios en Europa", explica Taylor a CIO.com, señalando que el 70% de las transacciones del Commonwealth Bank of Australia y del Deutsche Bank en Alemania, por ejemplo, se realizan a través de la plataforma bancaria central de SAP.

"Fuimos el primer banco de EE.UU. en implantar el producto [el core bancario de SAP], así que lo localizamos para EE.UU. y construimos en torno a él una serie de componentes tecnológicos, incluyendo una serie de APIs abiertas utilizadas en la banca abierta en Europa para prepararnos para lo que creemos que es la próxima tendencia en la banca abierta", afirma Taylor.

El resultado de esta transformación hace que Taylor esté seguro de que Vast Bank es el primer banco estadounidense que ofrece a los clientes minoristas la integración de los servicios bancarios básicos con la capacidad de comprar, vender y gestionar criptodivisas.

David Furlonger, vicepresidente de investigación de Gartner, no ha podido verificar que Vast sea el único banco que comercializa servicios de criptodivisas a los consumidores, pero sí señala que la creciente aceptación de las criptodivisas por parte de entidades como Mastercard y JP Morgan indica que la apuesta de Vast probablemente esté en el punto de mira.

 

Adelantarse a la curva monetaria

Las criptomonedas y otros tokens digitales tienen un camino que recorrer para conseguir la aceptación de facto como moneda de curso legal, y esto limita lo que pueden hacer las instituciones financieras. Pero mientras tanto, los vendedores pueden asociarse con intermediarios como Coinbase, dice Furlonger, que es optimista en cuanto a que los activos digitales como las criptodivisas y los tokens acabarán obteniendo la aprobación como moneda de cambio FIAT en EE.UU., como ha ocurrido en otras naciones.

"Para que las instituciones financieras desempeñen un papel más importante en el ecosistema de las criptomonedas, tendrá que haber más transparencia en torno a cómo se llevan a cabo cosas como [la verificación de la identidad], cómo se tratarán y declararán los impuestos, cómo se llevará a cabo la contabilidad y qué leyes se aplican a nivel estatal y federal, y no veo que eso esté en marcha ahora mismo", dice Furlonger, añadiendo que, sin embargo, espera que esta infraestructura evolucione en los próximos años.

La asociación e integración de Vast con el proveedor de criptomonedas Coinbase permite a sus clientes acceder a la mesa de operaciones de Coinbase a través de sus cuentas de Vast para comprar y vender criptomonedas. Aunque las cuentas de criptomonedas no están respaldadas por la FDIC, Coinbase ofrece un seguro privado para las criptomonedas cuando se depositan en sus cámaras acorazadas.

Los Estados Unidos han prometido de manera tácita un futuro apoyo a la criptodivisa, pero no quieren socavar el dólar estadounidense. Por ello, los núcleos bancarios de la competencia con sede en EE.UU., como Oracle Flexcube, Fiserv, FIS y Jack Henry Banking, se están preparando para dar soporte a las criptomonedas y a los ganchos de inteligencia artificial cuando —y si— los federales den luz verde a las monedas digitales.

El salto de Vast IT a la plataforma de SAP, con sede en Alemania, fue un primer paso crucial para conseguir una ventaja en este mercado emergente. Convencer a la alta dirección para que respaldara el movimiento de establecer una plataforma en la que Vast pudiera ofrecer Bitcoin y Etherium no fue demasiado difícil, dice Taylor. La intensa competencia a la que se enfrentan los bancos tradicionales como Vast, tanto por parte de las fintechs basadas en Internet como Chime, como por parte de bancos nacionales como Bank of America, hace necesario dar un salto en la disrupción.

"Estaba en la línea de aprovechar la tecnología para crear productos competitivos realmente rápidos en el mercado", dice Taylor, que anteriormente trabajó en la industria del petróleo y el gas, un elemento básico del sector comercial de Oklahoma. "Mostrar cómo la criptomoneda permitía esa visión fue una venta bastante natural y fácil".

El producto está actualmente disponible para los clientes minoristas en todos los estados, y Vast está desarrollando un producto comercial que espera "lanzar muy pronto", reconoce Taylor, quien además añade que, aunque todavía es pronto, Vast está tecnológicamente preparado para dar cabida a los activos digitales de una manera que pocos o ningún otro banco local está en este momento.

Y eso es gracias a los esfuerzos sostenidos de TI. "Cuando nos embarcamos en el proyecto de las criptomonedas, pusimos en marcha un proyecto de I+D sobre la compatibilidad de SAP con varias monedas y lo ampliamos para Bitcoin y Ethereum y todas las criptomonedas, lo que nos permite crear cuentas nativas directamente en nuestro núcleo bancario que pueden gestionar activos para las criptomonedas", afirma Taylor.

El resultado es una integración casi perfecta entre las tenencias de criptodivisas de un cliente y sus servicios bancarios en Vast, añade para concluir: "Si tengo un montón de cripto, puedo ir a la gasolinera, vender mi cripto y luego usarlo inmediatamente para comprar gasolina o tenerlo en una tarjeta de débito".



Próximo Webinar

Revista Digital CW noviembre

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:
Ya disponible en IDG Research:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Documentos ComputerWorld