IA

Omar Hatamleh sobre la IA: “Es necesario tener la mente abierta y asumir riesgos”

El responsable de Estrategia de Tecnología de la Información de la NASA ha inaugurado el ciclo de sesiones dIAlogos, una iniciativa de la Universidad CEU San Pablo para expandir la cultura digital.

Omar
Omar Hatamleh, encargado de inaugurar la primera sesión de dIAlogos.

La inteligencia artificial (IA) ha irrumpido en el mundo moderno con la fuerza de un huracán. Desde el nacimiento de ChatGPT y su posterior e inminente popularización, son pocos quienes todavía permanecen al margen de la única disrupción tecnológica capaz de hacer sombra al propio nacimiento de Internet. Son incalculables los beneficios y posibilidades que brinda, como también lo son los riesgos y desafíos asociados: desde su regulación hasta el propio entrenamiento de los modelos de IA, sin pasar por alto las alucinaciones que –en ocasiones- sufre. Conscientes de la necesidad imperante de fomentar el uso de una IA ética y responsable, la Universidad CEU San Pablo ha dado el pistoletazo de salida a un nuevo ciclo de sesiones académicas con el firme propósito de potenciar y expandir la cultura digital.

Bajo el título dIAlogos, la entidad estudiantil ha puesto en valor la concepción de la IA como un complemento, como una herramienta que permita agilizar cualquier proyecto al que se enfrenta la sociedad, y no como un sustitutivo. La inauguración de esta serie de actos ha corrido a cargo de Omar Hatamleh, asesor principal de Inteligencia Artificial e Innovación en el Goddard Space Flight Center y responsable de la Estrategia de Tecnología de la Información de la NASA. Un perfil de alto nivel que aprovechaba el altavoz de la cita para abordar las ventajas, retos y la regulación de la IA horas después de la materialización del acuerdo sobre la futura Ley de Inteligencia Artificial en Europa.

Durante la ponencia, el experto ha puesto el acento sobre la importancia de la adopción de la tecnología en una sociedad en la que ya está implantada. A su entender, aunque la implementación total no verá la luz hasta 2024, “debemos empezar a concebir autopistas para coches aéreos o una longevidad que permitirá que los humanos alcancemos los 120 años; todo ello supone un importante cambio económico y social que debemos empezar a abordar ya con la regulación en la mano”.

Como ya estamos viendo, la tecnología, y en concreto la IA, conquistará cualquier ámbito y esfera, incluida la educativa. A colación, Hatamleh indicaba que las instituciones académicas “deben tener cuidado” a la hora de “adaptar los pensamientos críticos a las competencias de la IA”. “Las habilidades actuales no van a permitir que los  alumnos sean exitosos en un futuro no muy lejano: es necesario empezar a elaborar el CV del mañana”.

 

A debate: ¿asumirá la sociedad la IA?

Tras el punto y final  de la ponencia de Hatamleh, arrancaba sobre las tablas una mesa de debate moderada bajo la batuta de Emiliano Blasco, vicerrector de Planificación Estratégica y Cultura Digital de la universidad. Junto a él, Idoia Salazar, fundadora y presidenta del Observatorio del Impacto Social y Ético de la Inteligencia Artificial (OdiseIA), y Rafael Fernández, director global de Innovación del grupo Ferrovial. Los ponentes iniciaban un debate sobre los citados riesgos y beneficios, así como sobre la correcta implantación de la IA en los diferentes escenarios corporativos y sociales.

 

Integrantes de la mesa de debate sobre IA 

 

Según Salazar, “hay que perder el miedo a la IA y la destrucción de trabajo; la IA se sigue percibiendo como una herramienta sustitutiva al humano y debemos entender que se trata de un complemento para realizar de manera más eficiente los proyectos de nuestras compañías. De hecho, en esta senda, será un gran aliado para pymes y startups pudiendo llegar a competir en los mismos niveles que las grandes corporaciones”. Para Fernández, es “necesario que todos los miembros de una compañía prueben y conozcan la IA, sobre todo para que interactúen y conozcan los aspectos positivos, negativos y los riesgos”.

Como colofón, los expertos determinaban que la sociedad sí asumirá los beneficios de la IA si los cambios se comienzan a llevar a cabo de manera progresiva, permitiendo la cohesión de herramientas menos tecnológicas con las más avanzadas. Así, para una correcta adopción de la IA, Hatamleh advertía la necesidad de que las compañías comprendan íntegramente la tecnología y sus implicaciones; y para ello, proseguía, es necesario tener una “mente abierta y asumir riesgos”. A fin de cuentas, concluía, “sin riesgos no se creará valor”.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Webinars

Nuevo número de nuestra revista de canal 
 
DealerWorld Digital

 

Cobertura de nuestros encuentros

 

Documentos ComputerWorld



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?