Cisco
Tecnología

Tecnología de colaboración: un viaje de ida y vuelta a la Luna

La histórica misión Artemis I impulsada por la NASA está por llegar a su fin el próximo 11 de diciembre. Aprovechando tal hito, desciframos, de la mano de Jono Luk, representante de Cisco, las ventajas de la tecnología de colaboración en el espacio.

WebEx en el espacio
Cisco se unió a Artemis I como parte de Callisto, una carga útil de demostración de tecnología. Créditos: Lockhead Martin.

El cuartel general de Cisco en Noruega nos trae hasta Lysaker. Aquí, en el centro de experiencias que la compañía originaria de San José alberga en la primera planta, un reducido grupo de periodistas internacionales nos entrevistamos vía WebEx con Jono Luk, vicepresidente de Gestión de productos del sello estadounidense. A pesar de la diferencia horaria existente entre ambos enclaves – Luk se encuentra establecido en Seattle-, su pasión y dinamismo no se ven afectados. Es precisamente él quien, aprovechando que la histórica misión Artemis I impulsada por la NASA está a punto de llegar a término, nos revela los entresijos del viaje que la tecnología de Cisco ha experimentado en el espacio sideral.

 

Artemis I

Artemis I es el nombre propio empleado para designar a la misión que envió una nave espacial sin tripulación a la Luna. Una misión histórica, un viaje sin precedentes que, sin embargo, aspira a convertirse en un punto de partida y no en una meta. Una misión que llegará a su fin el próximo 11 de diciembre y que ha embarcado la tecnología de colaboración en una travesía de ida y vuelta a la Luna. En este sentido, tal y como nos explica Luk, Cisco se unió a Artemis I como parte de Callisto, una carga útil de demostración de tecnología que se construyó en colaboración con los ingenieros de Lockheed Martin y Amazon y que está volando a bordo de la nave espacial Orión de la NASA.

Aunque por el momento la misión no cuenta con tripulación a bordo, se espera que en un futuro esta ilusión se pueda materializar. “La generación Artemis verá a los primeros humanos vivir y trabajar en la Luna”, asegura Luk haciendo gala del entusiasmo que a estas alturas ya hemos notado que le caracteriza. “Estamos alentados por las posibilidades que ofrece esta era y creemos que a través de la magia que se encuentra en la intersección de la tecnología, la tenacidad y la colaboración humana, podemos, juntos, impulsar a la humanidad más rápido y más lejos que nunca”.

 

Orión en pantalla

La magia de los programas de televisión y las películas hace que la comunicación con el espacio parezca fácil; nada más lejos de la realidad. La mayor parte de esto sigue siendo ciencia ficción. Y es que lograr la comunicación real en el espacio profundo es un esfuerzo desafianteEntre las consideraciones de latencia, interferencia y ancho de banda, la lucha por conectar a las personas es real. Cuando se establece la conexión, la experiencia de comunicación por vídeo anticipada también es diferente a las expectativas previas. Así, aunque la tecnología ha recorrido un largo camino, todavía queda mucho trecho por delante.

En el caso de Cisco, a través de Callisto, WebEx se une a otras tecnologías innovadoras diseñadas para mantener a los astronautas conectados y emocionalmente saludables. De esta forma han apostado por desarrollar una versión personalizada de última generación de WebEx para probar la colaboración de vídeo en el espacio exterior. “Es la primera solución de su tipo diseñada para interactuar con la Red de Espacio Profundo de la NASA; traer capacidades de colaboración modernas e inmersivas a conversaciones cósmicas; y aún más, brindar una experiencia de vídeo realista mientras se navega por los extremos de la distancia, la atmósfera y el ruido espacial”, detallan desde la compañía. Así, a medida que los humanos se preparan para enfrentarse a viajes más exigentes, “esta primera prueba proporcionará una inteligencia invaluable”.

 

Rompecabezas

La pandemia ha consagrado, inevitablemente, la omnipresencialidad de las tecnologías de colaboración. No obstante, como ya hemos visto anteriormente, lograr este cometido ha sido más que un rompecabezas. Para Callisto, presionar el botón ‘unirse’ desencadena una serie de desafíos a los que plantar cara. Entre ellos el ancho de banda, las interferencias inherentes a la comunicación o el almacenamiento en búfer. Hollywood hace que la comunicación espacial parezca fácil: “Esperamos que algún día las leyes de la física y la tecnología nos den la capacidad de emular por completo las capacidades de la ciencia ficción”.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

commvault proteger Whitepapers


Registro:

Eventos: