Almacenamiento
SAN
NAS

¿Qué es una SAN y en qué se diferencia de los NAS?

Una red de área de almacenamiento (SAN) es un conjunto de recursos de almacenamiento gestionados de forma centralizada, pero ¿en qué se diferencia una SAN de un NAS y cómo se ven afectadas las SAN por el almacenamiento flash, la IA y la hiperconvergencia?

CPD Almacenamiento

Una red de área de almacenamiento (SAN) es una red dedicada de alta velocidad que proporciona acceso al almacenamiento en bloque. Las SAN se adoptaron para mejorar la disponibilidad y el rendimiento de las aplicaciones al separar el tráfico de almacenamiento del resto de la LAN. 

Las SAN permiten a las empresas asignar y gestionar más fácilmente los recursos de almacenamiento, logrando una mayor eficiencia. "En lugar de tener capacidades de almacenamiento aisladas en diferentes servidores, se puede compartir un grupo de capacidad entre un grupo de cargas de trabajo diferentes y repartirlo como sea necesario. Es más fácil de proteger y de gestionar", afirma Scott Sinclair, analista senior de Enterprise Strategy Group.

 

¿Qué hay en una SAN?

Una SAN está formada por hosts, conmutadores y dispositivos de almacenamiento interconectados. Los componentes pueden conectarse mediante diversos protocolos. El canal de fibra es el protocolo de transporte original elegido. Otra opción es el Canal de Fibra sobre Ethernet (FCoE), que permite a las organizaciones mover el tráfico de Canal de Fibra a través de la Ethernet de alta velocidad existente, convergiendo los protocolos de almacenamiento e IP en una única infraestructura. Otras opciones son Internet Small Computing System Interface (iSCSI), que suele utilizarse en organizaciones pequeñas y medianas, e InfiniBand, que suele utilizarse en entornos informáticos de alto rendimiento.

Los proveedores ofrecen conmutadores SAN básicos y de gama media para entornos de rack, así como directores SAN empresariales de gama alta para entornos que requieren mayor capacidad y rendimiento. Entre los principales proveedores del mercado de SAN empresariales se encuentran Dell EMC, Hewlett-Packard Enterprise, Hitachi, IBM, NetApp y Pure Storage.

"Una SAN consta de dos niveles: El primer nivel —el nivel de almacenamiento— proporciona conectividad entre los nodos de una red y transporta los comandos y el estado orientados a los dispositivos. Al menos un nodo de almacenamiento debe estar conectado a esta red. El segundo nivel —el nivel de software— utiliza software para proporcionar servicios de valor añadido que operan sobre el primer nivel", dice la firma de investigación Gartner en su definición de SAN.

 

¿En qué se diferencia un NAS de una SAN?

Tanto la SAN como el almacenamiento conectado a la red (NAS) son soluciones de almacenamiento basadas en la red. Una SAN suele utilizar conectividad de canal de fibra, mientras que el NAS suele conectarse a la red mediante una conexión Ethernet estándar. Una SAN almacena los datos a nivel de bloque, mientras que el NAS accede a los datos como archivos. Para un sistema operativo cliente, una SAN suele aparecer como un disco y existe como su propia red separada de dispositivos de almacenamiento, mientras que el NAS aparece como un servidor de archivos.

SAN se asocia a cargas de trabajo estructuradas, como las bases de datos, mientras que NAS suele asociarse a datos no estructurados, como vídeos e imágenes médicas. "La mayoría de las organizaciones tienen tanto NAS como SAN desplegados en alguna capacidad, y a menudo la decisión se basa en la carga de trabajo o la aplicación", dice Sinclair.

 

¿Qué es el almacenamiento unificado?

El almacenamiento unificado, también conocido como almacenamiento multiprotocolo, surgió del deseo de dejar de adquirir SAN y NAS como dos plataformas de almacenamiento separadas y combinar el almacenamiento unificado de bloques y archivos en un solo sistema. Con el almacenamiento unificado, un único sistema puede admitir el almacenamiento en bloque Fibre Channel e iSCSI, así como protocolos de ficheros como NFS y SMB. Generalmente se atribuye a NetApp el desarrollo del almacenamiento unificado, aunque muchos proveedores ofrecen opciones multiprotocolo.

En la actualidad, la mayoría de las matrices de almacenamiento empresarial de gama media suelen ser multiprotocolo, afirma Sinclair. "En lugar de comprar una caja para el almacenamiento SAN y otra para el almacenamiento NAS, se puede comprar una caja que admita los cuatro protocolos: puede ser Fibre Channel, iSCSI, SMB, NFS, lo que se quiera", afirma. "Se puede asignar el mismo almacenamiento físico tanto a NAS como a SAN".

 

¿Qué hay de nuevo en las SAN empresariales?

Los proveedores de almacenamiento siguen añadiendo funciones para mejorar la escalabilidad, la capacidad de gestión y la eficiencia. En cuanto al rendimiento, una innovación clave es el almacenamiento flash. Los proveedores ofrecen matrices híbridas que combinan discos giratorios con unidades flash, así como SAN totalmente flash.

En el mundo del almacenamiento empresarial, el flash se está abriendo paso en los entornos SAN porque las cargas de trabajo de datos estructurados en una SAN suelen ser más pequeñas y más fáciles de migrar que las implantaciones masivas de NAS sin estructura. Flash está afectando tanto a los entornos SAN como a los NAS, "pero primero está predominando en el lado SAN y luego se está abriendo camino en el lado NAS", afirma Sinclair.

La inteligencia artificial también influye en el desarrollo de productos SAN. Los proveedores buscan facilitar la gestión incorporando capacidades de inteligencia artificial para operaciones de TI (AIOps) en sus conjuntos de herramientas de supervisión y asistencia. AIOps utiliza el aprendizaje automático y el análisis para ayudar a las empresas a supervisar los registros del sistema, agilizar el aprovisionamiento de almacenamiento, solucionar problemas de congestión y optimizar el rendimiento de las cargas de trabajo, por ejemplo.

En su más reciente Cuadrante Mágico de Almacenamiento Primario, Gartner incluye las funciones de AIOps entre las capacidades clave de almacenamiento que deben considerarse al elegir una plataforma para cargas de trabajo de datos estructurados. Las capacidades de AIOps pueden dirigirse a las necesidades operativas, "como la optimización de costes y la gestión de la capacidad, el soporte proactivo, la simulación y colocación de cargas de trabajo, las tasas de crecimiento previstas y/o las estrategias de gestión de activos", escribe Gartner.

 

Impacto de la infraestructura hiperconvergente

Mientras que las matrices y dispositivos convergentes desdibujaron las líneas entre SAN y NAS, la infraestructura hiperconvergente (HCI) llevó la consolidación de las opciones de almacenamiento aún más lejos.

La HCI combina el almacenamiento, la informática y la red en un único sistema en un esfuerzo por reducir la complejidad del centro de datos y aumentar la escalabilidad. Las plataformas hiperconvergentes incluyen un hipervisor para la computación virtualizada, el almacenamiento definido por software y la red virtualizada, y suelen funcionar en servidores estándar, listos para usar.

La HCI puede contener cualquier tipo de almacenamiento: el almacenamiento de bloques, objetos y archivos puede combinarse en una sola plataforma, y varios nodos pueden agruparse para crear conjuntos de capacidad de almacenamiento compartido. Las ventajas del almacenamiento compartido están resonando en las empresas, sobre todo porque muchas aplicaciones modernas dependen del almacenamiento de archivos y objetos, y el crecimiento de los datos no estructurados sigue superando al de los datos estructurados. La HCI no sustituye a todas las implantaciones de SAN, pero las empresas pueden optar por ella en función de los requisitos de coste, escalabilidad y rendimiento de determinadas cargas de trabajo.

 

La TI basada en el consumo es una tendencia creciente

Otra tendencia que afecta a la evolución del almacenamiento SAN tradicional es el movimiento hacia la TI basada en el consumo. Los modelos de hardware de pago por uso están diseñados para ofrecer estructuras de precios similares a las de la nube para la infraestructura local. El hardware se despliega in situ y, básicamente, se alquila a los proveedores mediante una suscripción mensual variable basada en la utilización del hardware.

Las empresas buscan alternativas a la compra directa de equipos, y la firma de investigación IDC informa de que el 61% de las empresas planea cambiar agresivamente hacia el pago de la infraestructura sobre la base del consumo. Para 2024, la mitad de la infraestructura de los centros de datos se consumirá como un servicio, predice IDC.

La adopción de la TI basada en el consumo es más fuerte en el almacenamiento que en la computación. Gartner estima que para 2025, más del 70% de la capacidad de almacenamiento corporativo de nivel empresarial se desplegará como ofertas basadas en el consumo. Esto supone un aumento significativo frente a menos del 40% en 2021.

La línea Apex de Dell y la plataforma GreenLake de HPE son ejemplos de TI basada en el consumo, y ambas incluyen opciones para adquirir almacenamiento en base al pago por uso. Los servicios de almacenamiento de datos Apex de Dell, por ejemplo, ofrecen a las empresas una selección de tres niveles de rendimiento de almacenamiento de bloques y archivos. Las suscripciones están disponibles en plazos de uno o tres años, y la capacidad comienza a partir de 50 terabytes.



Registro:

Eventos:

 

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Documentos ComputerWorld