Educación | Noticias | 11 FEB 2020

Menos de la cuarta parte del alumnado femenino en España opta por profesiones tecnológicas

Pese a detectarse un elevado interés y familiaridad con temas tech, esto no se canaliza en la elección de estos campos para el futuro laboral.
pizarra mujer trabajo postit
Redacción

El 11 de febrero se celebra el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia. Una fecha con la que las Naciones Unidas quieren poner de relieve la brecha de género en los sectores STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), una brecha que se manifiesta ya desde el ámbito de los estudios y que se refleja en la menor representación de mujeres en puestos de trabajo vinculados a estas áreas. 

De acuerdo a los datos que maneja el organismo, menos del 30% de personal de investigación son mujeres, un porcentaje similar al de estudiantes femeninas que eligen estudios superiores en este área. Las estadísticas de la Comisión Europea apuntan a tan solo un 17% de mujeres especialistas TIC en Europa, mientras que un 34% de las personas que se gradúan en carreras STEM son mujeres. La ONU pone el foco en la matrícula de estudiantes femeninas en las TI, que se sitúa en un 3% a nivel global. 

Desde IBM han profundizado en estos datos mediante un estudio desarrollado entre cerca de mil estudiantes de Bachillerato de España, en el que se apuntan tanto las tendencias académicas como sus perspectivas profesionales, con resultados desiguales. Así, un 82,9% de las encuestadas considera que el mundo de la tecnología es interesante.

El 88,2% de las alumnas dicen estar interesadas en la inteligencia artificial, un porcentaje similar al de las que consideran que está cambiando la forma de trabajo —situado en el 85,2%—. Este último dato se complementa con el de estudiantes que dicen entender qué es la IA, que es algo inferior: un 72%. Así, se detecta su potencial pese a no tener del todo clara la tecnología, y un 41,7% querría aprender a crear apps inteligentes. Hay un mayor grado de familiaridad con la nube: un 97,3% sabe lo que es y cuáles son sus funciones principales.

Este interés y conocimiento no se traducen, sin embargo, en una formación reglada o en una perspectiva laboral. En este último terreno, las expectativas del alumnado apuntan a la perpetuación de la brecha de género: un 23,1% de alumnas quieren dedicarse a este sector profesionalmente frente a un 46,8% de alumnos, una diferencia que se ensancha en carreras relacionadas con ingeniería y matemáticas, donde son el 2,9% de las jóvenes frente al 18% de varones.

En relación al nivel académico, apenas un 9% de alumnas han tenido una formación alta en temas tecnológicos; un 26,7% la clasifica como escasa; y un 60% asegura no haber recibido nunca ningún tipo de formación en programación, electrónica o robótica.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios