Big Data
TI

7 consejos para una mejor alineación entre la empresa y la TI

En un mundo que cambia rápidamente, los responsables de TI y de la empresa deben trabajar juntos para dirigir su empresa en la dirección correcta.

abstracto tecnología

¿Su empresa está desalineada? Los síntomas reveladores incluyen tirar en la dirección equivocada, un control deficiente y, quizás lo peor de todo, la degradación de la productividad y los resultados.

Cuando los equipos de TI y de negocio no se alinean, todas las partes pueden esperar un viaje lleno de baches. "La transformación digital está impulsando un cambio fundamental en la forma en que una organización ofrece valor a sus clientes", dice Sameer Bhagwat, vicepresidente y director del centro de excelencia de servicios gestionados de aplicaciones en la empresa de consultoría de TI y negocios Capgemini Americas.

Bhagwat señala que, con todo el ecosistema empresarial ahora interconectado, las empresas deben ser ágiles para hacer frente a las cambiantes necesidades empresariales y a los requisitos del mercado. "Cuando las TI y el negocio están correctamente alineados, los líderes pueden alcanzar sus objetivos con mayor eficacia", afirma.

¿Su empresa va en la dirección equivocada? Entonces considere los siguientes siete consejos para alinear mejor las TI y el negocio.

 

1. Conozca su negocio

El CIO ya no es sólo un tecnólogo. En el ecosistema actual, el CIO es también un responsable de la toma de decisiones empresariales, dice Michael Pusateri, director general y fundador de Siepe, un proveedor de servicios gestionados en la nube pública y de análisis de datos.

Un CIO necesita entender todo el negocio, así como cualquier punto de dolor tecnológico existente o potencial. Al centrarse en el reto empresarial, un CIO puede ayudar a la dirección a elaborar una solución multidimensional para un problema en lugar de limitarse a proporcionar asesoramiento desde una perspectiva tecnológica.

"Esto permite al CIO desarrollar o elegir una solución adecuada para la empresa, en lugar de limitarse a elegir la última tecnología que puede no satisfacer las necesidades de la empresa en su fase actual", afirma Pusateri.

Una comunicación fluida entre el CIO y el CEO garantiza una mayor transparencia y una previsión más precisa de cómo avanzará la empresa, observa Pusateri. Los CIO también deberían desempeñar un papel central en los comités de planificación estratégica, así como durante el proceso general de planificación corporativa.

"El CIO está entonces facultado para idear las mejores soluciones tecnológicas para ejecutar la visión del CEO en lugar de ser arrastrado en muchas direcciones por las unidades de negocio individuales", explica aquel especialista.

 

2. Fortalecer las relaciones con la dirección

Además de trabajar junto al CEO, un CIO contemporáneo también necesita alinearse con sus homólogos líderes de la empresa en ventas, marketing, finanzas, recursos humanos y otras áreas clave de gestión. "La colaboración entre estas funciones es fundamental para estar preparados para la próxima ola de oportunidades", afirma Sheri Rhodes, CIO de Workday.

Rhodes señala que una sólida asociación entre el CIO y el CFO, por ejemplo, puede sentar las bases de un exitoso motor de innovación. "Nuestra directora financiera, Robynne Sisco, y yo hemos trabajado más estrechamente que nunca para hablar de la transformación digital y repensar el equilibrio de nuestros profesionales de la empresa", reconoce.

Una mala alineación departamental y la toma de decisiones en silos pueden obstaculizar la capacidad de una organización para responder rápidamente a los cambios en sus entornos internos o externos, observa Rhodes. Este defecto puede, con el tiempo, afectar negativamente a las iniciativas en áreas tan diversas como las actualizaciones de la red, las herramientas de colaboración, el uso compartido de la oficina, las aplicaciones en la nube y la infraestructura, dice.

"Utilizamos el marco de Objetivos y Resultados Clave (OKR) para ayudar a impulsar la colaboración y la alineación, lo que en última instancia nos ayuda a ser más ágiles y a lograr los resultados deseados", afirma Rhodes. "Las empresas que están unificadas y bien equipadas para reaccionar rápidamente a las necesidades cambiantes tienen más probabilidades de crear la estrategia digital más exitosa y duradera".

 

3. Formar equipos interdepartamentales centrados en áreas de negocio clave

Más allá de llegar a los colegas de la empresa, Matt Mead, director de tecnología de la empresa de modernización tecnológica SPR, sugiere fomentar un entorno organizativo que favorezca la formación de equipos interdepartamentales en áreas empresariales clave, como el desarrollo de productos, el marketing y las ventas. Estas relaciones de colaboración ayudarán a que las TI dejen de ser un centro de costes y se conviertan en un actor empresarial estratégico, afirma. "Convertirse en un socio estratégico posicionará a TI como un departamento más valorado, con más confianza y respeto".

Mead añade que reclutar al personal de TI para que colabore con otros expertos de la empresa abrirá la puerta a nuevos conceptos y enfoques. Animará al personal a pensar estratégicamente en los objetivos de productos y servicios, así como a desarrollar tecnologías innovadoras con objetivos empresariales definidos. En definitiva, puede conducir a una organización de TI mejor alineada, centrada en alcanzar los objetivos de la empresa y no sólo los tecnológicos.

Además, en un mundo en el que los profesionales de TI están muy solicitados y la retención se ha vuelto más importante que nunca, un departamento de TI que trabaja estrechamente con los colegas de la empresa puede lograr un mayor grado de relevancia y visibilidad. "Esto puede crear un mayor sentido de propósito e importancia que puede ayudar a retener a los mejores talentos de TI", dice Mead.

 

4. Supervisar la pila de TI completa

Un componente clave en el conjunto de herramientas de cualquier organización de TI es la supervisión de toda la pila de TI, que permite identificar posibles discrepancias antes de que se conviertan en problemas graves. "Proporciona la capacidad crucial de mostrar directamente el impacto en los resultados del negocio", dice Joe Byrne, vicepresidente de estrategia tecnológica y director de tecnología de Cisco AppDynamics.

Al comprender cómo los cambios en la pila de TI pueden afectar a la experiencia del usuario final y al éxito general del negocio, los CIO pueden ayudar a optimizar las funciones empresariales, ajustando los recursos y el tiempo a las áreas que más importan, explica Byrne. "Esto puede dotar a los CIO de la experiencia necesaria para influir en la innovación y la transformación digital de manera que beneficie tanto a los equipos de negocio como a los de TI".

 

5. Alinear los “KPIs” de TI con los resultados de la empresa

Alinear los KPIs de TI con los resultados de la empresa es una forma relativamente fácil de hacer que las operaciones de TI sean más relevantes para las contrapartes comerciales, dice Bhagwat, de Capgemini Americas. Con la llegada de la transformación digital, la orientación al cliente se ha vuelto esencial para el éxito empresarial a largo plazo.

"Los últimos avances en IA y automatización, y cómo pueden ayudar a la resolución de problemas, es un ejemplo de cómo las TI tienen un impacto directo en los KPIs del negocio", señala.

Además, puede ser necesario que el equipo de TI introduzca nuevos KPIs directamente relacionados con la experiencia del cliente para cumplir con los requisitos empresariales centrados en la satisfacción del cliente. "Todo el ecosistema empresarial está interconectado, y las empresas deben ser ágiles para hacer frente a las cambiantes necesidades empresariales y a los requisitos del mercado", afirma Bhagwat. Además, el sentimiento y la experiencia del cliente son cada vez más importantes para mantener una ventaja competitiva. "Traducir esta realidad del mercado en requisitos de TI requiere una estrecha alineación entre el negocio y la TI".

Cuando las TI y el negocio se alinean adecuadamente, los líderes empresariales pueden alcanzar sus objetivos con mayor eficacia, observa Bhagwat. Mientras tanto, una vez que la alineación adecuada está en su lugar, "es más fácil para el CIO justificar su presupuesto e iniciativas específicas, ya que son directamente relevantes para los objetivos de las partes interesadas del negocio."

 

6. Fomentar un enfoque “DevOps”

Aunque la mejora de la alineación entre el negocio y las TI ha sido un objetivo durante décadas, ambos grupos siguen estando en gran medida enfrentados. La inspiración para lograr mejores relaciones se puede encontrar mirando el ejemplo establecido por DevOps, una combinación de filosofías culturales, prácticas y herramientas que tiene como objetivo alinear el desarrollo de software y las operaciones, dos equipos históricamente desalineados, dice Dan Graves, CTO en el proveedor de plataformas DevOps Delphix. "Una empresa tiene que tomar la decisión consciente de cambiar e invertir en la transformación".

Para que la alineación del negocio y la TI se produzca con éxito, ambas partes deben estar dispuestas a unirse para producir mejores resultados para todas las partes interesadas, explica Graves. El modelo tradicional de recopilar los requisitos de la empresa, construir algo durante un año y volver con una gran novedad no consigue seguir el ritmo de un entorno competitivo más rápido y ágil. "Sólo a través de una fuerte alineación pueden los nuevos productos y servicios impulsar los mejores resultados empresariales", afirma.

 

7. Considerar la “componibilidad”

Roman Stanek, director general de GoodData, proveedor de software de inteligencia empresarial y análisis de Big Data, aboga por la componibilidad como una herramienta útil de alineación entre la empresa y las TI. La analítica de datos componible derriba los silos empresariales que ahogan la colaboración con un enfoque diseñado para proporcionar una visión empresarial mayor y más profunda. Este método también permite a los líderes empresariales que no están bien versados en SQL acceder fácilmente a los datos y personalizarlos.

Una interfaz de usuario sin código pone el poder de la analítica directamente en manos de los usuarios empresariales, fomentando una mayor alineación entre la empresa y las TI. "En este tipo de empresa componible, las unidades de negocio funcionan lateralmente para alcanzar los objetivos de toda la organización con operaciones más colaborativas y fluidas", afirma Stanek. "Con la analítica componible, las empresas pueden ser más dinámicas y ágiles, desarrollar nuevas aplicaciones y conectarse a nuevos ecosistemas con mayor rapidez y facilidad".



Próximo Webinar

Revista Digital CW noviembre

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:
Ya disponible en IDG Research:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Documentos ComputerWorld