Industria y Utilities | Noticias | 16 AGO 2019

Repsol integra vehículos autónomos e IA para el control de instalaciones

La compañía prueba el uso de vehículos no tripulados en la revisión de infraestructura submarina y de tuberías.
Repsol dron submarino
Redacción

Nuevo ejemplo de la aplicación de herramientas tecnológicas en el sector energético para mejorar el mantenimiento de instalaciones e infraestructuras; en este caso, de la mano del uso de drones y vehículos autónomos. Repsol está trabajando con estos dispositivos para controlar espacios críticos o de difícil acceso.

La multinacional española ha desarrollado dos pruebas con vehículos autónomos, uno submarino y uno aéreo, que ha combinado con la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, machine learning y análisis de datos para avanzar en la revisión de las instalaciones y reducir riesgos para sus empleados. 

En uno de los casos, desarrollado en el complejo industrial de Tarragona, han empleado un vehículo autónomo submarino. En concreto, se ha analizado el rendimiento en las inspecciones visuales del pantalán del puerto y la línea de tuberías que conecta la refinería con los barcos, que tiene una longitud de dos kilómetros. 

En colaboración con everis ADS, se utilizó un dron ligero, de fácil despliegue, equipado con cámaras de vídeo y un sonar. De momento se está probando como complemento al trabajo de los equipos de buzos, ya que todavía requiere de mejoras en la precisión del GPS o en la retransmisión de imágenes en tiempo real. 

En el complejo industrial de Puertollano, la firma petroquímica ha empleado un dron aéreo con una cámara de alta resolución y sensores térmicos para inspeccionar los racks de tuberías. Estas son grandes estructuras en altura, cuya revisión implica una parada industrial y la instalación de andamiajes. En concreto, se revisó un tramo de 350 metros y hasta tres niveles de tuberías. La prueba, para la que se colaboró con Honeywell, se completó con el entrenamiento de un algoritmo de machine learning para detectar la corrosión de manera automática.

Aunque la compañía reporta resultados positivos en el trabajo con ambas tecnologías, también señala que es preciso avanzar en el desarrollo de la tecnología vinculada a los vehículos, como los sensores o la integración de brazos robóticos, además de agilizar la normativa para su uso. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios