Industria y Utilities | Noticias | 20 MAR 2019

Tecnología avanzada para la seguridad y el apoyo a voluntarios en Tokio 2020

Herramientas como el reconocimiento facial o el empleo de robots como asistentes tendrán un papel protagonista en los próximos Juegos Olímpicos.
robots Tokio 2020 Juegos Olímpicos
María Ramos

Aunque aún queda más de un año para que se desarrollen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la organización de un evento de esta envergadura requiere de una planificación considerable, por lo que ya se empiezan a conocer algunas de las novedades que traerán. La celebración de los Juegos Olímpicos en Japón, un país a la vanguardia tecnológica, se está posicionando como una ocasión inmejorable para mostrar algunas de las herramientas tecnológicas que más están dando de qué hablar en los últimos tiempos.

Es el caso, por ejemplo, de la tecnología de reconocimiento facial. Esta herramienta de identificación biométrica se está popularizando como mecanismo para el desbloqueo de los dispositivos personales o para la verificación de la identidad en situaciones como operaciones financieras o el control de seguridad en aeropuertos, pese a que aún enfrenta debilidades y problemas

En Tokio 2020 su uso irá en esta última línea. La compañía Atos, 'partner' tecnológica del Comité Olímpico Internacional, anunciaba recientemente que integrará la solución y los equipos de reconocimiento facial de Panasonic y NEC en su sistema de control de acceso avanzado, con el fin de reducir los tiempos de espera y los casos de fraude o error.

La propuesta de Atos empleará chips de identificación asociados a la información biométrica para los sistemas de acceso, que estarán distribuidos a través de más de 350 puntos de entrada de 43 sedes oficiales, entre ellos la Villa Olímpica y el centro de prensa. Los chips irán en las tarjetas de acreditación para verificar la identidad de las alrededor de 300.000 personas que se estima que van a estar involucradas en el desarrollo de los Juegos, entre atletas, personal y voluntarios.

A este último grupo apunta otra de las novedades tecnológicas de Tokio 2020, ya que en los próximos Juegos Olímpicos se emplearán robots para la asistencia a personas en silla de ruedas. El proyecto se entiende no únicamente como una exhibición de los dispositivos, sino como "una muestra de su despliegue práctico en la vida real para la ayuda a la gente", según ha explicado el responsable de la iniciativa, Hirohisa Hirukawa.

La idea es que estos robots se empleen tanto en las instalaciones de competición como en otros espacios, como la Villa Olímpica, para llevar comida y bebida a personas en silla de ruedas y suministrar información. Desde la organización apuntan a que se emplearán también otras modalidades para la realización de tareas adicionales, aunque los detalles se revelarán más adelante. El objetivo es, dicen, no solo de ofrecer una experiencia más cómoda y segura sino también mostrar su potencial para una aplicación más amplia en la vida cotidiana. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios