Liderazgo | Noticias | 20 OCT 2020

Tendencias tecnológicas para 2021, según Gartner

Las tecnologías que esta firma de análisis avista para el próximo ejercicio, marcado por la pandemia, son aquellas que aportan capacidad de adaptación a las organizaciones. Soluciones que permitan poner en el centro a las personas, desarrollar la actividad independientemente de la ubicación y un sólido suministro.
2021
Créditos: Markus Winkler (Unsplash).
Redacción

Como todos los años por estas fechas la firma de análisis especializada en TIC Gartner ha dado a conocer cuáles son las grandes tendencias tecnológicas que despuntarán el  próximo año. Este ejercicio, aseguran sus responsables, será diferente, al estar fuertemente impactado por la situación de crisis global generada por la pandemia de la COVID-19. Las tecnologías que brillarán en 2021 serán, por tanto, aquellas que ayuden a las organizaciones a ser más flexibles y tener una mayor capacidad de adaptación a las circunstancias. “Nunca ha sido tan grande en todas las funciones de la empresa la necesidad de resiliencia operativa. Los CIO se esfuerzan por adaptarse a las condiciones cambiantes para componer el negocio futuro. Esto requiere una plasticidad organizacional que permita formar y reformar de manera dinámica. Las principales tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner para el 2021 permiten esa plasticidad”, en palabras de Brian Burke, vicepresidente de investigación de la firma.

Para Burke y su equipo, a medida que las organizaciones evolucionen y pasen de estar solamente centradas en responder a la crisis actual a impulsar el crecimiento, éstas se enfocarán en tres áreas: poner en el centro a las personas, lograr una independencia de la ubicación y proporcionar un suministro sólido. Estas son, en concreto, las nueve grandes tendencias tecnológicas de Gartner para 2021: 

 

Internet de los comportamientos 

La llamada internet de los comportamientos (IoB o Internet of Behaviours) emerge, según la consultora, a medida que muchas tecnologías capturan y utilizan los datos que generan las personas en su vida cotidiana; unos datos que las organizaciones utilizan para influir en el comportamiento humano. ¿Qué tecnologías hay detrás de este concepto?: las soluciones de reconocimiento facial, seguimiento de la ubicación, big data, aquellas herramientas que conectan los datos que generan determinados comportamientos como las compras o el uso de dispositivos, las que permiten supervisar los protocolos de salud durante la pandemia, etc. Los analistas de Gartner creen que a finales de 2025 más de la mitad de la población mundial estará sujeta al menos a un programa de IoB, ya sea comercial o gubernamental. El dilema aquí será cómo encajar estas tecnologías desde el punto de vista ético y social.

 

Hacia una 'experiencia total'

Hacer posible una experiencia de usuario, cliente, empleado… satisfactoria es un tema que cada vez preocupa más a las organizaciones. Si el año pasado Gartner hablaba de la ‘multiexperiencia’ como gran tendencia tecnológica, para 2021 evoluciona ésta al concepto de ‘experiencia total’. Es más, aquellas organizaciones que logren esto “superarán a sus competidores en las principales métricas de satisfacción durante los próximos tres años”, apunta Burke.

Los analistas de la consultora creen que las organizaciones necesitan una estrategia de experiencia total a medida que las interacciones se vuelven más móviles, virtuales y distribuidas; una realidad a la que está contribuyendo también la COVID-19. Resaltan además la importancia de facilitar experiencias cruzadas de cara a lograr diferenciación en el mercado.

 

Informática que mejore la privacidad

En un escenario en el que la legislación de datos es cada vez más madura pero en el que los riesgos de privacidad y cumplimiento por parte de las organizaciones también son más altos, en Gartner creen que será una clara tendencia aquella tecnología informática que proteja los datos en uso al tiempo que mantiene la privacidad. Sus analistas consideran que para 2025, la mitad de las grandes organizaciones habrán implementado soluciones de computación y proceso de datos que vayan en esta línea, sobre todo de cara a actividades como la transferencia de datos personales, la monetización de datos, el análisis de fraude y otros casos de uso de datos altamente delicados.

 

Nube distribuida

Dentro de un lustro la mayoría de las plataformas de servicios cloud proporcionarán al menos algunos servicios distribuidos. Es más, según Burke, “la nube distribuida puede sustituir a la privada y proporciona entornos cloud en el edge y otros nuevos casos de uso para la computación con el modelo de nube. Representa el futuro de la informática en la nube”.

Pero, ¿qué significa concretamente este concepto de ‘nube distribuida’? Supone la distribución de los servicios públicos de nube a diferentes lugares físicos, mientras que el funcionamiento, el gobierno y la evolución de dichos servicios siguen siendo responsabilidad del proveedor de nube pública. Un modelo que “proporciona un entorno ágil para escenarios organizativos con baja latencia, necesidades de reducción de costes y requisitos de residencia de datos. También aborda la necesidad de que los clientes dispongan de recursos de computación cloud más cerca de la ubicación física donde se producen los datos y las actividades comerciales”, describen desde Gartner.

 

Operaciones desde cualquier lugar

Para finales de 2023, el 40% de las organizaciones habrá realizado operaciones desde cualquier lugar para ofrecer experiencias virtuales y físicas mejoradas para clientes y empleados. Este modelo operativo de TI está diseñado para dar soporte a los clientes en cualquier sitio y permitir a los empleados el acceso a los recursos corporativos desde el lugar donde se encuentren. Supone un paso más allá del teletrabajo y la atención remota al cliente pues contempla experiencias de valor añadido en materia de colaboración y productividad, acceso remoto seguro, infraestructura en nube y en el edge, cuantificación de la experiencia digital y automatización para apoyar las operaciones remotas.

 

Malla de ciberseguridad

La pandemia, apunta Burke, ha acelerado la empresa digital de modo que ahora la mayoría de los ciberactivos de las organizaciones están fuera de los perímetros tradicionales de seguridad física y lógica. “A medida que las operaciones siguen evolucionando, la malla de ciberseguridad se convertirá en el enfoque más práctico para garantizar el acceso seguro y el uso de las aplicaciones ubicadas en la nube y los datos distribuidos de los dispositivos no controlados”, añade.

Este concepto de ‘malla de ciberseguridad’ se refiere a aquella tecnología que permita a cualquier persona acceder a cualquier activo digital de forma segura, sin importar dónde se encuentren el activo o la persona. Para 2025, dicen desde la firma de análisis, la malla de seguridad cibernética soportará más de la mitad de las solicitudes de control de acceso digital.

 

Negocio inteligente y componible

La pandemia ha dinamitado aquellos procesos empresariales estáticos creados en aras de obtener más eficiencia. Disponer de procesos de negocio inteligentes y con capacidad de adaptación yb construcción es clave en la era actual. Por ello, afirman desde Gartner, tomarán cada vez mayor protagonismo aquellas tecnologías que mejoren la toma de decisiones gracias a un rico tejido de datos y conocimientos

 

Ingeniería de inteligencia artificial

DataOps, ModelOps y DevOps son los pilares de ingeniería de la inteligencia artificial. Una sólida estrategia en esta materia facilitará el rendimiento, la escalabilidad, la interpretabilidad y la fiabilidad de los modelos de inteligencia artificial, al tiempo que proporcionará un mayor valor a las inversiones realizadas en esta tecnología, según Gartner.

Se trata, apuntan desde la firma de investigación, de una tendencia importante teniendo en cuenta que solo el 53% de los proyectos de inteligencia artificial pasan de la fase de prototipado a la de producción. Y, según los analistas de la consultora, “el camino hacia la producción de la inteligencia artificial significa recurrir a la ingeniería de esta tecnología, una disciplina centrada en la gobernanza y la gestión del ciclo de vida de una amplia gama de modelos operativos de estas herramientas, como el aprendizaje automático o los gráficos de conocimiento”.

 

Hiperautomatización

Esta es la última gran tendencia para 2021. En Gartner lo tienen cristalino: “La hiperautomatización es ahora inevitable e irreversible. Todo lo que puede y debe automatizarse será automatizado”. Una tendencia que, según la consultora, se verá aún más acelerada con la pandemia, que ha impulsado todavía más el requisito de que todo sea “primero digital”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios