Big Data
Movilidad
Inteligencia artificial
Analítica de datos

Valladolid se apoya en la inteligencia artificial para lograr una movilidad más eficiente

La sociedad municipal Auvasa destinará una partida de 433.500 euros a una herramienta que recopile y analice toda la información sobre el uso de los servicios para realizar predicciones en los desplazamientos.

Transporte, autobus
Créditos: Unsplash

La sociedad municipal Auvasa, encargada de gestionar los viajes en autobús en la ciudad de Valladolid, el uso de bicicletas públicas o el parking subterráneo de la plaza mayor, confía en la tecnología de vanguardia para lograr una movilidad más eficiente. En concreto, ha decidido apoyarse en la inteligencia artificial para desarrollar una herramienta de gestión y análisis de datos. El objetivo no es otro que mejorar todas las áreas que gestiona y diseñar así una respuesta adaptada a las necesidades de los usuarios. Mediante una partida de 433.500 euros impulsará un software centrado en estudiar diferentes variables vinculadas a los desplazamientos en la ciudad que permita extraer conclusiones útiles para una mejor prestación del servicio para la ciudadanía.

Fuentes institucionales han reconocido que la aplicación de redes neuronales o la inteligencia artificial es una línea estratégica fundamental en el desarrollo a corto plazo para justificar el impulso de este modelo de análisis, simulación y predicción de la demanda. Tal y como han reconocido desde la Sociedad de Autobuses Urbanos de Valladolid, se espera que el modelo esté operativo en el plazo de un año, una vez se formalice el contrato con la empresa que lo vaya a desarrollar. 

 

Funcionalidades

La futura aplicación servirá para medir el volumen de viajeros, saber la ocupación de las líneas de transporte público, comprobar la velocidad comercial de los autobuses en cada tramo urbano, detallar la variación horaria de subida en cada parada y franja horaria o contabilizar los usos de Biki (servicio público de alquiler de bicicletas) y el tiempo medio de estancia en los aparcabicis o en el subterráneo. Todo ello, recopilando información mediante los propios sistemas de pago y otras fuentes, como la posición de los teléfonos móviles, para refinar las estimaciones. 

Gracias a la localización de los teléfonos, Auvasa dispondrá de mucha más información de la que tiene hoy en día y podrá conocer la duración del viaje que hace cada persona o con qué frecuencia lo realiza, además de dibujar un perfil sobre su edad o ingresos en función de su zona de residencia, pues los datos también se van a cruzar con los del censo y el catastro. 

Esta posibilidad permitirá también saber qué proporción de personas recurre al transporte público en comparación con la movilidad general, con el objetivo de obtener una visión lo más realista posible del grado de penetración dentro de cada zona de la ciudad. Con todo ello, la sociedad municipal pretende identificar patrones y comportamientos en la movilidad para adelantarse a lo que pueda ocurrir y actuar en consonancia.

 

Actualización del modelo de tráfico

Junto con el desarrollo del software para la obtención y análisis de información relacionada con los movimientos de la ciudadanía para hacer pronósticos, el contrato en ciernes contempla también la actualización del modelo de tráfico. Una acción que Auvasa tilda de “gran utilidad” dado que de cara al 2030 se prevé un 30% más de viajeros en el transporte público y un incremento del 10% de usuarios de la bicicleta



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Webinars

Nuevo número de nuestra revista de canal 
 
DealerWorld Digital

 

Cobertura de nuestros encuentros

 

Documentos ComputerWorld



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?