Industria y Utilities | Noticias | 29 ABR 2019

La analítica de datos, aliada contra los desastres naturales

La firma Indra mantiene distintas iniciativas basadas en esta herramienta para ayudar a prevenir y controlar los efectos de este tipo de catástrofes.
banco inundación
Redacción

Las nuevas tecnologías tienen múltiples aplicaciones, más allá de la perspectiva empresarial que las integra en las organizaciones en busca de mayor productividad, rendimiento o beneficios económicos. Entre ellas está la de gestión de desastres naturales. El empleo de inteligencia artificial y HPC se ha probado de gran utilidad en la investigación sobre terremotos. En la lucha contra incendios forestales se están utilizando desde drones a sistemas de detección térmica. La creciente conectividad facilita la comunicación y cobertura ante contigencias.

En este escenario, la analítica avanzada tiene un peso destacado. La recopilación e interpretación de volúmenes masivos de datos puede ayudar a anticipar tendencias naturales para estar preparados para enfrentarlas o a estudiar la mejor manera de responder ante situaciones inesperadas.

En este terreno, la compañía Indra es uno de los actores con distintos proyectos de aplicación de analítica en la gestión de desastres naturales, como explican ellos mismos. Es el caso del EO4SD, siglas en inglés de "Observación de la Tierra para desarrollo sostenible". La compañía española lidera la iniciativa, que se desarrolla bajo el amparo de la Agencia Espacial Europea, la ESA, desde el pasado año.

En concreto, el proyecto está utilizando satélites para monitorizar regiones potencialmente sensibles. La información recopilada se emplea en la elaboración de material cartográfico, potenciado con datos e inteligencia, a través del cual se pueden planear diversas acciones de respuesta ante diversas catástrofes, se delimitan las zonas más sensibles y se evalúan los riesgos derivados del suceso. Para la compañía, esto supone mejorar en preparación pero también en agilidad y eficiencia. 

El equipo de trabajo del proyecto incluye a organizaciones de diversos países, como GISAT (República Checa), Planetek (Italia), OHB LuxSpace (Luxemburgo), Argans (Francia) y Nazka (Bélgica), así como el Instituto Meteorológico Austriaco (ZAMG). Se destina, principalmente, a los países emergentes. El objetivo es que los territorios más vulnerables, junto con bancos de desarrollo como el Banco Mundial, empleen la información proveniente de imágenes satelitales para reducir los riesgos frente a este tipo de incidentes.

La firma española es la creadora además de una metodología de Centro Integrado de Seguridad y Emergencia para proteger la infraestructura crítica de las ciudades. Esta proporciona una gestión centralizada de los recursos disponibles en la resolución de incidentes para apoyar la toma de decisiones en situaciones de emergencia, con base a información en tiempo real. El ciclo en el que se basa esta herramienta tiene cuatro fases, desde la monitorización hasta la elaboración de informes.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios