Las 13 mejores herramientas de gestión de la nube

Con las empresas recurriendo cada vez más a la nube, hacer un seguimiento de las instancias, los recursos, los costes y los flujos de trabajo es cada vez más difícil. Estas soluciones le pueden ayudar.

cloud nube

No hace mucho tiempo, nadie necesitaba un software de gestión de la nube. Las aplicaciones web eran pequeñas y funcionalmente muy básicas. Podían ejecutarse en unos pocos servidores, siempre y cuando no se preocuparan cuando las cargas llegaran a su punto máximo y la capacidad de respuesta disminuyera. Todos los implicados en las aplicaciones podían caber en una pequeña sala de conferencias y comunicarse lo suficientemente bien como para garantizar que nunca se rompieran las reglas.

Esos días ya han pasado. Los equipos de desarrollo entregan montañas de datos en entornos visualmente ricos y con clics. Las arquitecturas de microservicios permiten resolver más problemas y responder a más clics, todo ello escalando rápidamente a medida que cambian las cargas. El único efecto secundario es que ahora hay docenas, cientos o tal vez miles de máquinas con las que hacer malabares para que todo fluya.

El software de gestión de la nube simplifica este reto mediante el seguimiento de las máquinas y la organización de los desarrolladores. Las personas adecuadas en los equipos adecuados pueden desplegar su código —y sólo su código— sin problemas porque las herramientas de gestión de la nube vigilan el proceso de integración continua y aplican las normas de seguridad y políticas.

Los proveedores de la nube ofrecen una colección bien diseñada de aplicaciones web para utilizar sus máquinas. Las interfaces web básicas están bien si sólo se quiere poner en marcha una instancia y arrancar algo de código. Los equipos pequeños que se ciñen a una sola nube probablemente puedan arreglárselas con esas versiones estándar para gestionar sus pilas. Pero cuando los equipos crecen hasta el punto de que no todo el mundo se conoce por su nombre, es más difícil confiar en una interfaz de administración estándar.

El software de gestión de la nube realmente brilla cuando se adoptan múltiples nubes. Tal vez quiera establecer un entorno híbrido que aproveche las máquinas de stock en su propio centro de datos. O quiere repartir la carga entre varias nubes de varios proveedores por seguridad y protección. Tal vez quiera ser capaz de mover su código a las máquinas más baratas para poder mantener los costes en línea. El software de gestión de la nube está diseñado para ayudar con todos estos objetivos.

A continuación se presenta una lista alfabética de las mejores opciones de gestión de la nube disponibles en la actualidad. Están diseñadas para ayudar con todos los desafíos administrativos de la ejecución de su código en la nube, para que pueda liberar el poder de una gran colección de máquinas que, a su vez, liberan el poder de los datos para su empresa.

 

Apptio Cloudability

Apptio ha creado su plataforma Cloudability para ayudar a los equipos de desarrollo, contabilidad y operaciones a trabajar juntos. Los equipos reciben presupuestos y Cloudability hace un seguimiento de la asignación de recursos a cada uno de ellos. Los cuadros de mando se centran en el consumo de recursos para ayudar a gestionar la compra de instancias reservadas y la gestión de la carga de trabajo. La herramienta se integra con otras herramientas de flujo de trabajo, como Jira, Datadog y PagerDuty, para garantizar que todas las decisiones puedan apoyarse en los datos de Cloudability.

 

CloudBolt

El panel central de CloudBolt reúne el control del acceso, los costes y el despliegue para nubes híbridas y clústeres Kubernetes. Un tema importante es el énfasis en el "autoservicio" para los desarrolladores y el personal de TI, lo que les permite comprobar, configurar y poner en marcha instancias sin esperar la aprobación de varios pasos. La herramienta hace un seguimiento del consumo mientras aplica las reglas. Los gestores pueden hacer un seguimiento tanto de las acciones de las máquinas como de los costes a través de una colección de informes y cuadros de mando.

 

CloudCheckr CMx

La plataforma CMx de CloudCheckr optimiza la seguridad y la asignación de recursos para las principales nubes. Sigue todas las instancias, rastreando sus cargas mientras busca anomalías y oportunidades para ahorrar dinero. A veces puede solucionar los problemas de forma automática con scripts diseñados para ajustar el tamaño de las instancias o tapar errores de configuración comunes. Las necesidades a largo plazo pueden ayudar a predecir la demanda futura, abriendo oportunidades para lo que CloudCheckr llama "arbitraje de compra", esencialmente jugando con las nubes en el precio de las instancias reservadas. La herramienta también se integra con el software de facturación, simplificando así el proceso de facturación para las organizaciones que necesitan asignar costes a los clientes.

 

CloudSphere

La plataforma CloudSphere, surgida de la fusión con HyperGrid, ofrece visualizaciones interactivas de todos los activos cibernéticos que cataloga y rastrea, a menudo tras descubrirlos automáticamente. Esto incluye instancias en bruto y las aplicaciones que se ejecutan en ellas. El sistema de informes se combina con una capa de gobernanza que ayuda a mitigar la "proliferación de accesos" con una colección de opciones rica en funciones para el seguimiento y la habilitación de los usuarios a través de su función. Esta "postura de seguridad" puede reducir el potencial de filtraciones y errores.

 

Embotics Snow Commander

La plataforma Snow Commander quiere minimizar los costes garantizando que todos los recursos se despliegan en el hardware adecuado. Si bien gran parte de las herramientas están diseñadas para simplificar los despliegues rutinarios con aprobación automatizada, el portal bajo demanda también permite a los desarrolladores crear instancias que vienen con una estimación dinámica de lo que costará esa máquina a lo largo del tiempo. El dimensionamiento correcto de las máquinas es un gran objetivo, y la herramienta genera informes de máquinas sobreaprovisionadas que pueden ser podadas. El producto combina eficazmente la contención de costes con la gobernanza de la nube para permitir a un grupo gestionar su creciente colección de clusters, pods e instancias.

 

Flexera One

El principal producto de Flexera, Flexera One, es un gran conjunto de herramientas que fusiona la gestión de costes con el seguimiento del inventario de la nube y la gestión de activos. La herramienta mapea automáticamente su colección de máquinas en la nube, a la vez que identifica los solapamientos de alto coste que pueden suponer un ahorro. Los informes ofrecen una colorida colección de gráficos diseñados para señalar los paquetes de software caros o los recursos informáticos infrautilizados. Los usuarios afirman haber encontrado bases de datos desconocidas y licencias no utilizadas en su colección de instancias y contenedores en la nube seguidos por la herramienta.

 

Morpheus

Tanto las máquinas de la nube privada como las de la pública encajan bajo un gran paraguas en Morpheus, que controla el acceso, el despliegue y el tamaño desde una única consola diseñada para orquestar instancias individuales o clusters de Kubernetes que se ejecutan localmente en su propio hipervisor o en cualquiera de las principales nubes públicas. Las tareas repetitivas pueden ser automatizadas o activadas por la integración y el despliegue continuos (CI/CD) con objeto de simplificar gran parte de la gestión en torno al despliegue y el escalado. Parte de esta automatización está, en sí misma, automatizada. Si Morpheus aprovisiona una instancia, sigue comprobando automáticamente que se está ejecutando. También hay integraciones más profundas con otras herramientas de gestión de la nube, como Terraform o Ansible.

 

Scalr

El enfoque de Scalr para la gestión de la nube está estrechamente integrado con los pipelines de construcción para simplificar la conversión del código en aplicaciones desplegadas. Sus herramientas unen los principales sistemas de control de versiones con las principales nubes con un modelo de gestión diseñado para simplificar la reutilización de módulos y políticas de despliegue. El marco de políticas está construido para ser abierto y neutral en cuanto a los proveedores para actuar como una copia de seguridad o un conjunto de barandillas para evitar problemas de configuración comunes. La capa de seguridad separa las tareas básicas del acceso a las claves de la nube para evitar filtraciones.

 

ServiceNow

ServiceNow ofrece una colección de herramientas integradas para gestionar servicios de datos, operaciones de TI y activos de TI. Las herramientas funcionan como rastreadores automatizados y semiautomatizados para todas las distintas máquinas de la nube, así como un sistema de tickets para el seguimiento de las tareas. La herramienta AIOps de ServiceNow puede ofrecer predicciones de rendimiento que pueden ayudar a señalar y aliviar los cuellos de botella y otros puntos problemáticos. Quienes tengan flujos de trabajo complejos también pueden implantar aplicaciones personalizadas que aprovechen la plataforma Now.

 

SUSE Rancher

SUSE puede ser conocido por crear una popular distribución de código abierto de Linux, pero últimamente ha estado impulsando Rancher, una herramienta para hacer malabares con todos los pods de Kubernetes que ejecutan contenedores. Rancher consolida las tareas de mantener los pods en funcionamiento y realiza un seguimiento e informes periódicos de su estado. La herramienta está disponible como código abierto o como una versión alojada que ofrece mucho apoyo y formación por un precio.

 

Terraform

Quien prefiera crear instrucciones basadas en texto para configurar su nube disfrutará del enfoque de Terraform, que denomina "infraestructura como código". La arquitectura se diseña y se actualiza igual que el código y luego Terraform convierte estas instrucciones en máquinas en funcionamiento. Los mismos editores, flujos de trabajo y procesos de gestión de cambios que impulsan el desarrollo de aplicaciones también funcionan para el despliegue. El núcleo es de código abierto, pero Terraform también ofrece una versión para empresas que se ejecuta en su nube.

 

Turbonomic

Algunas herramientas de gestión de la nube se centran en las instancias en bruto, pero Turbonomic, ahora propiedad de IBM, apunta al nivel de la aplicación o la API, lo que puede ser útil si varias API o aplicaciones se ejecutan en la misma máquina. El sistema puede vigilar los contenedores, los pods de Kubernetes, las capas de almacenamiento y más, tanto en la nube como en el hardware local. Los análisis hacen un seguimiento de los recursos, su rendimiento y, lo que es más importante, las relaciones entre ellos, algo esencial para detectar cuellos de botella o fallos en las API. La interfaz de usuario y el marco de elaboración de informes de la versión 8 ofrecen una nueva visión para hacer un seguimiento del rendimiento de las distintas API y aplicaciones.

 

VMware

VMware ofrece una amplia variedad de herramientas para hacer malabarismos con contenedores e imágenes virtuales que se ejecutan en varias nubes. Una herramienta, vRealize Cloud Management, se encarga de gran parte de los retos de despliegue y configuración. Se coordina con algunas de las bases de VMware que se ejecutan en las principales nubes, así como con otras herramientas como Tanzu, que está diseñada para optimizar el despliegue de contenedores. La gestión financiera, de seguridad y de operaciones vive bajo la marca CloudHealth, una constelación de productos para el seguimiento de las instancias en la nube. Las herramientas se dirigen tanto a las cuatro nubes principales (OCI, GCP, AWS y Azure) como a las nubes híbridas creadas a partir de combinaciones de éstas y de sus propios activos en las instalaciones.



Próximo Webinar

Revista Digital CW noviembre

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:
Ya disponible en IDG Research:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Documentos ComputerWorld