Entrevista

Cinco consejos para un currículum de gestión de proyectos

Para conseguir un puesto de trabajo, tiene que explicar el impacto que ha tenido en los proyectos y aportar los números para demostrar su valía.

entrevistas
Créditos: Steve Halama (Unsplash)

Tal vez le interese trabajar como gestor de proyectos (PM), haciendo avanzar los proyectos y manteniendo al personal técnico centrado en los objetivos empresariales más importantes. Tal vez ya tenga un puesto de director de proyectos, pero esté buscando otros horizontes o un salario más alto.

Ya le hemos dado consejos sobre el currículum. Pero después de hablar con varios especialistas en carreras profesionales y con quienes trabajan (y contratan) a los directores de proyectos con regularidad, hemos obtenido consejos adaptados a los directores de proyectos para garantizar que su currículum, su perfil de LinkedIn y el correo electrónico que va a enviar a su futuro jefe sean lo mejor posible. Después de todo, como dice Cynthia Davis, cofundadora de la plataforma de contratación Diversifying.io, "un currículum estructurado y fácil de seguir es en sí mismo una muestra de la capacidad de organizar y entregar información de manera eficiente", y eso es crucial para el éxito como PM.

 

1. Enfóquese en lo que es importante para su futuro empleador

Cuando envíe un currículum a un posible empleador, deberá adaptarlo a la empresa y a su sector. Eso significa elaborar un currículum que tienda un puente entre lo que ha hecho y lo que quiere hacer en el futuro, dice Davis. "No dé por sentado que la persona que lee el currículum conoce los sistemas existentes en su trabajo actual. Articule cómo sus habilidades añadirían valor al papel que está solicitando".

"Elimine toda la jerga, y luego elimine un poco más", insta Elizabeth Harrin, directora de RebelsGuideToPM, un sitio de educación y tutoría para directores de proyectos. "Sé que muchos currículos son leídos por servicios automatizados que buscan palabras clave, por lo que conviene incluir los términos que se mencionan en la descripción del puesto, pero cualquier palabra interna o nombre de departamento, abreviaturas y vocabulario específico de su sector debe sustituirse por otra cosa". Sólo tiene poco tiempo para causar una buena impresión y algunos de los currículos que he leído no son escaneables en absoluto, ya que no tienen sentido cuando los lees rápidamente debido al lenguaje técnico. Recuerde que el responsable de la contratación puede no pertenecer al mismo sector que usted y, desde luego, no conocerá su jerga interna".

Dicho esto, no pasa nada por meterse un poco en la maleza técnica dentro del campo de la empresa en la que se presenta. "Es difícil gestionar un proyecto cuando no sabes lo que es", reconoce Lovisa Stenbäcken Stjernlöf, responsable de identidad y gobernanza en Advania Sweden. "Recomendaría adaptar cualquier currículum con conocimientos técnicos dentro del área en la que quiere trabajar, en lugar de añadir más habilidades de gestión de proyectos".

 

2. Los impactos superan a las responsabilidades

Un currículum con el formato tradicional incluye una lista de puestos de trabajo que ha tenido y las responsabilidades que conlleva cada uno. Pero este paradigma no funciona realmente para la gestión de proyectos, ya que la carrera de un PM se construye a partir de una serie de proyectos discretos que pueden tener resultados muy diferentes. Uno de los consejos casi universales que recibimos de todos los expertos con los que hablamos: estructurar su currículum en torno a los resultados que ha entregado a clientes internos o externos.

Alan Zucker, director fundador de Project Management Essentials, dice que debe hacerse algunas preguntas sobre cualquier compromiso que incluya en su currículum. "Describe el impacto en el negocio", dice. "¿Cómo benefició este proyecto a la organización patrocinadora? ¿Abrió nuevos mercados? ¿Generó ingresos? ¿Redujo los costes? ¿Consolidó las operaciones?".

Zucker añade que aquí también es importante centrarse. "Sea claro y conciso a la hora de describir su rendimiento", dice. "Quieres que tu experiencia se entienda rápidamente. No se pierda en la maleza. Recuerde que la mayoría de los reclutadores y gerentes de contratación no tendrán el contexto para entender los detalles de sus proyectos anteriores."

¿Cómo se traduce esta filosofía en las viñetas reales de un currículum? Aquí tiene algunos ejemplos de Debra Wheatman, presidenta de Careers Done Write:

· Consiguió un ahorro presupuestario del 8% y un aumento del 11% en la satisfacción del cliente al revisar el modelo operativo y de gobernanza de dos plataformas de aplicaciones BPM y estandarizar el modelo operativo basado en el marco ITIL.

· Aumento del 11% en la satisfacción del cliente mediante el diseño y la aplicación de una encuesta de satisfacción del cliente para identificar las oportunidades de mejora y coordinar las mejoras del sistema.

· Gestionó el programa de optimización de los activos de TI en la región de América Latina, logrando un ahorro de más de 100.000 dólares.

 

3. Obtenga información cuantitativa

Observará que todos estos ejemplos tienen números. Nuestros expertos también coinciden en que cuantificar tus logros es imprescindible para que tu currículum destaque.

"Trabajar durante 10 meses en una plataforma de comercio electrónico es bueno, ya que indica que el candidato puede prosperar en un entorno ajetreado", admite Devin Schumacher, fundador de SERP Co. "Pero lo que hará que destaque aún más es cuando el candidato indique que en esos 10 meses fue capaz de reducir los costes en un 30% o de ahorrar tiempo en las mejoras de los procesos en un determinado porcentaje". Estas afirmaciones numéricas sólidas respaldadas por datos reales -que pueden ser examinadas o verificadas por antiguos empleadores o supervisores- son realmente las mejores".

"Con mucha frecuencia veo currículos de las personas a las que asesoro y en ellos no hay cifras", dice Harrin, de RebelsGuideToPM. "No sé si es capaz de dirigir un equipo de 3 o 300 personas, así que explíquelo. Eso ayuda mucho a que el director de recursos humanos comprenda si es adecuado para el puesto". Indique todos los detalles no comerciales que pueda, como el presupuesto del proyecto, la duración en años o meses, la cantidad de horas de formación impartidas o cualquier cosa que ayude a los responsables de la contratación a comprender la magnitud del trabajo que ha dirigido hasta la fecha. Esto es útil, ya que mucha gente tiene un título de PM pero hace cosas radicalmente diferentes en distintas empresas, por lo que entender el alcance de tu trabajo es útil".

Hay que tener cuidado: no conviene dar demasiados detalles sobre su actual empleador a otra empresa que bien podría ser un competidor. David Ciccarelli, empresario tecnológico y director general de Voices, sugiere que, al hablar de aumentos de producción o disminuciones de costes, "lo muestre como un porcentaje de aumento o disminución en lugar de números enteros para mantener la privacidad de las finanzas de tu empleador". Por otro lado, Maziar Adl, CTO de Gocious, dice que debe "intentar explicar las cosas con números reales para ayudar al director de contratación a calibrar el tamaño y la escala de tu trabajo". Al final, tendrá que usar tu criterio para saber qué datos son demasiado sensibles para compartir.

 

4. Presuma de sus certificaciones

Sara Hutchison es una redactora de currículos ejecutivos con experiencia en el trabajo con profesionales de la informática. También tiene la certificación CompTIA Project+ y cree que debería hacer mucho más que enumerar los nombres de sus certificaciones en su CV.

"Personalmente, descubrí que los fundamentos de la certificación Project+ en sí mismos constituían una gran sección de mi propio currículum", afirma. "Puede escribir la certificación en su currículum como si fuera una descripción del puesto de trabajo, con la autoridad emisora en el lugar de la empresa. La fecha de finalización de la certificación o los años que estará activa irían en la columna de fechas. A partir de ahí, utilice viñetas para ampliar los principios que ha obtenido con esa certificación y usa palabras clave directamente de la descripción del puesto de trabajo".

Dicho esto, asegúrese de saber cómo encajan sus certificaciones u otras credenciales en el panorama general del sector, y no intente engañarse ante los directores de contratación con conocimientos.

"Hace poco trabajé con un cliente y en su biografía ponía que era un 'director de Proyectos Certificado'", dice Hutchison. "Pero después de revisar el currículum, no vi ningún certificado de PM. Pregunté y me enteré de que habían cursado un programa en la universidad sobre gestión de proyectos y a eso se referían. Para mí, cuando veo "Certified Project Manager", pienso en "Project Management Professional" (PMP) o "Certified Project Manager" (CPM), y esas son certificaciones distintivas que pesan más que la mayoría. Para mí, exagerar la formación en gestión de proyectos es una bandera roja en un currículum. Puedes decir que tienes un Certificado en Gestión de Proyectos, pero no debería decir que es un director de Proyectos Certificado a menos que tenga el PMP o el CPM, en mi opinión. Del mismo modo, si tiene alguno de estos certificados, asegúrese de añadir esas letras al final de su nombre".

 

5. No descuide el toque humano

A pesar de toda la importancia de los datos duros y de las certificaciones rigurosas, todavía quiere presentarse ante los potenciales gerentes de contratación como una persona real. "Intente mostrar el lado humano", dice Adl de Gocious. "Esto se puede hacer destacando las cosas que le apasionan y los logros clave de los que está orgulloso".

Esto es importante más allá de añadir algo de calidez emocional a un documento que de otro modo sería impersonal. Las llamadas "habilidades blandas" son, de hecho, cruciales para el éxito como PM. "Aunque las habilidades técnicas son importantes para los empleadores, también es fundamental demostrar que cuenta con las habilidades interpersonales necesarias para trabajar con equipos y liderarlos", dice Dave Garrett, director de estrategia y crecimiento del Project Management Institute. "Ahora más que nunca, los empleadores buscan directores de proyectos que se dediquen a resolver problemas de forma eficaz, a comunicarse con sus colegas y a ofrecer soluciones flexibles cuando sea necesario. Al demostrar que ha invertido en formación y educación continua en estas áreas, demostrará a los gerentes de contratación que está comprometido con el aprendizaje y el avance de su carrera en la gestión de proyectos".

Y una gran manera de mostrar el impacto que ha tenido en sus colegas es dejar que ellos opinen en su currículum. "Entreteja testimonios de clientes finales obtenidos de G2Crowd, Capterra o Software Advice", dice Ciccarelli de Voices. "Si trabaja principalmente con interesados internos, pida un testimonio en su perfil de LinkedIn. En ambos casos, los comentarios son públicos y verificables por el director de contratación". Conseguir el testimonio de personas reales, más allá de los números, debería ser la guinda del pastel para que un director de contratación decida a quién entrevistar.



Registro:

Eventos:

 

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Documentos ComputerWorld