Liderazgo | Noticias | 10 DIC 2018

Las 9 nuevas reglas de liderazgo de TI

Gracias a las soluciones y estrategias tecnológicas que están cambiando rápidamente, las viejas reglas que las TI solían usar ya no son relevantes. Esto es lo que las ha reemplazado.
mesa conferencia
Dan Tynan

Pocas cosas en el mundo han cambiado más dramáticamente en los últimos 10 años que la tecnología. Pero muchos líderes tecnológicos aún siguen reglas antiguas y obsoletas.

Se acabaron los días en que la parte de TI daba órdenes que todos en la empresa estaban obligados a seguir. Pero igualmente han finalizado los días en que la propia TI se dedicaba únicamente a coger pedidos, únicamente tratando de satisfacer las demandas de la clase directiva.

El ritmo creciente de cambio se traduce en que las empresas ya no pueden darse el lujo de esperar meses (o años) para desarrollar proyectos de TI grandes y costosos; la entrega continua y la iteración constante son las nuevas leyes. Las organizaciones tampoco pueden elegir entre innovación o seguridad, necesitan ambas. Eso pone más presión sobre los CIO para presentar nuevas iniciativas de una manera segura y compatible.

Hoy en día, los líderes de TI están ayudando a los usuarios de negocios a elegir lo mejor de un catálogo en constante crecimiento de herramientas y servicios, mientras guían a la organización a través de su transformación tecnológica. A medida que las empresas se vuelven más dependientes de los datos para tomar decisiones, los líderes tecnológicos tienen más poder y mayor responsabilidad que nunca.

Las viejas reglas a las que las TI se ceñían ya no son relevantes. Esto es lo que los ha reemplazado.

Regla antigua: la TI hace las reglas (y trata de hacerlas cumplir)

Nueva regla: los usuarios hacen las reglas (y la TI intenta mantenerlos alejados de problemas)

Establecimiento de políticas, cumplimiento de estándares, aplicaciones de listas blancas y asegurarse de que todo lo que tenga un LED parpadeante esté bien cerrado.

¿Recuerdas los buenos viejos tiempos?

Hoy los usuarios hacen las reglas. Tu trabajo es guiarlos amablemente en la dirección correcta, para asegurarte de que no metan los dedos en el enchufe ni se les pegue chicle en el pelo.

"El rol del CIO ha pasado de agente del orden a gestor", explica Jonathan Stone, CTO / COO de Kelser, una consultora de tecnología.

Hace cinco años, los líderes tecnológicos decidieron qué aplicaciones admitiría la empresa y quiénes tendrían acceso a ellas. Ahora están evaluando constantemente cómo las nuevas tecnologías podrían beneficiar al negocio y guiando a los usuarios hacia las mejores soluciones.

"Todo el equipo tiene que estar en la misma página, y el CIO aún decide qué página es esa", dice Stone. "Pero ya no los ves tomar decisiones radicales como 'No vamos a hacer nada en la nube'".

Vieja regla: mantener las luces encendidas

Nueva regla: mantener los datos fluyendo

Las viejas tareas cotidianas de TI —administrar los derechos de acceso, gestionar la calidad de la información y generar informes— ahora suelen ser manejadas por equipos de negocios sin poca o ninguna supervisión de TI, explica Mark Settle, CIO del proveedor de identidad empresarial Okta. Hoy se trata de los datos.

"Las principales responsabilidades de TI se han centrado cada vez más en la integración de datos en múltiples aplicaciones, la gestión de datos maestros a nivel empresarial y el refuerzo de la ciberseguridad", afirma Settle. "La TI hace que las empresas sean más competitivas al automatizar los procesos, democratizar los datos y reducir la fricción en usuarios".

Por supuesto, todo el mundo tiene datos; es la forma en que se utilizan esos datos lo que puede hacer o deshacer una empresa. Y los CIO están en una posición única para entender los datos y cómo aprovecharlos, dice Ari Lightman, profesor de medios digitales y marketing para el Heinz College de la Universidad Carnegie Mellon.

"La información que utilizas para crear nuevos servicios u ofertas de productos se está volviendo más crítica para varios grupos de personas dentro de la organización", explica. "Los CIO tienen un conocimiento muy íntimo de qué datos recopila la organización, cómo los conservan y cómo se los ofrecen a diferentes grupos. El secreto será cómo comunicas las acciones que la organización debe tomar en función de lo que los datos te digan".

Regla antigua: no se lanza hasta que esté lista

Nueva regla: iterar hasta que lo hagas bien

En el pasado, los proyectos tecnológicos se prolongaban notoriamente durante meses o años antes de ser puestos en producción. El nuevo mundo ágil es todo sobre entrega continua e iteración.

"La gente de TI solía actuar tipo 'Oh, hay que hacerlo perfectamente'", dice Heather A. Smith, investigadora principal asociada para la Sociedad de Gestión de la Información y coautora de Impulsar la innovación en TI: una hoja de ruta para que los CIO reinventen el futuro. "Ahora dicen: 'Trabajaremos contigo hasta que lo hagamos bien'. No puedo decir cuántas veces he escuchado a la gente de negocios decir: 'Los de TI pusieron este sistema y se fueron, pero es solo un 50% de lo que necesitamos'. Ahora están entendiendo que van a tener que trabajar para conseguir este valor".

Como los CIO se asocian con los CEO para fomentar una cultura de innovación y transformación, la TI debe cambiar la forma en que funciona, señala David Rosen, tecnólogo de transformación digital para Tibco Software.

"Los CIO deben promover una cultura donde el enfoque en la perfección sea reemplazado por un mayor énfasis en la velocidad y la voluntad de tomar riesgos y fallar rápidamente", dice.

Regla antigua: Protege el perímetro

Nueva regla: No confíes en nadie

La explosión de servicios basados ??en la nube, la aceptación generalizada de BYOD y el acceso remoto y la aparición de dispositivos IoT han cambiado completamente el modelo de seguridad para las empresas, dice Hed Kovetz, director ejecutivo de la firma de autenticación multifactor Silverfort.

"No podemos confiar en los controles de seguridad del perímetro para sacar a los tipos malos de nuestros entornos", dice. "Ya no podemos asumir que se pueda confiar en los miembros de la organización. No podemos confiar en nadie".

Según Kovetz, con las amenazas creciendo de manera exponencial y las principales violaciones de datos ocurriendo casi a diario, las empresas ya no pueden tratar a los empleados y otras personas con información privilegiada como inocentes. En una red de confianza cero, cualquier persona que intente acceder a los recursos debe estar autenticada y autorizada, sin importar cuál sea su posición en la organización.

"En el pasado, cuando las redes tenían perímetros claros que podían ser contenidos y controlados, la seguridad de la red era propiedad del CISO", dice Kovetz. "Pero gracias a los cambios provocados por tendencias como la migración a la nube, BYOD e IoT, los CIO deben involucrarse más que nunca en la seguridad de la red".

Regla antigua: bloquear todos los dispositivos

Nueva regla: mantén contentos a tus usuarios

El trabajo ya no se realiza en la oficina de 9 a 5. Los empleados trabajan en su propio tiempo, en sus propios espacios y, a menudo, en sus propios dispositivos. Eso significa que desde TI ya no se puede esperar de manera realista controlar lo que está en el portátil o el smartphone personal de cada trabajador, dice Avani Desai, presidente de Schellman & Co, asesor independiente de seguridad y privacidad.

Para 2020, la mitad de todos los empleados de los EE. UU. estarán trabajando de forma remota. Incluso en industrias altamente reguladas, como las finanzas o la salud, no se verá el bloqueo de las redes sociales o la limitación de las aplicaciones en los dispositivos de los usuarios. Y si lo intentas, te arriesgas a perder a tus empleados más talentosos por una organización con políticas más flexibles, dice Desai.

Más que nunca, la TI debe equilibrar las necesidades de cumplimiento y seguridad de la organización con los deseos y voluntades de los usuarios finales. En otras palabras, los CIO modernos deben ser tan buenos en recursos humanos como lo son en seguridad de la información.

"Lo primero que debe hacer el CIO es sentarse con los líderes empresariales y preguntar: '¿Qué estamos haciendo para satisfacer las necesidades de nuestros usuarios? ¿Estamos usando algo que no pueden usar en casa?'", dice Desai. "Eso abre puertas a las conversaciones en las que los CIO pueden no haber participado en el pasado. Luego pueden sugerir formas de mitigar los riesgos de que los datos salgan o entren".

Regla antigua: elige 'partners', quédate con ellos de por vida

Nueva regla: mantente en juego, ten tus opciones abiertas

Hubo una vez en que los CIO simplificaban sus carteras comprometiéndose con un proveedor importante para suministrar la mayor parte de su tecnología. Pero las fallas en la entrega, los costosos precios de licencias, la inflexibilidad y el bloqueo de proveedores frenaron muchas de esas relaciones.

En estos días, las empresas pueden hacerlo mucho mejor al estar en el terreno de juego, buscando socios tecnológicos más ágiles que puedan satisfacer sus necesidades sin necesidad de renegociaciones o penalizaciones de contratos prolongados, explica Mike Meikle, CEO de secureHIM, una consultora de seguridad de la salud.

"Se trata de ahorrar en costes y flexibilidad", dice Meikle. "Las empresas ahora quieren los mejores 'socios proveedores' cuyos acuerdos de nivel de servicio o SLA son más flexibles, lo que les permite responder de manera más ágil a un mercado que cambia rápidamente".

Aún así, la flexibilidad y la libertad tienen un precio.

"Más proveedores y soluciones implican más complejidad", agrega. "Y muchas empresas cometen el error de pensar que utilizar proveedores externos o SaaS les permitirá reducir el número de empleados, por lo que terminarán perdiendo un valioso conocimiento institucional".

Tener éxito en el malabarismo con múltiples proveedores de servicios también requiere contar con un programa de administración de proveedores para garantizar que se cumplan los SLA y se respeten los contratos.

"Tener un programa de gobierno maduro también contribuirá en gran medida a mantener las expectativas de la clase directiva en línea con la realidad", agrega.

Regla antigua: intentar evitar el bloqueo de proveedores de software

Nueva regla: tratar de evitar el bloqueo de proveedores en la nube

A veces, cuanto más cambian las cosas en TI, más permanecen igual.

Muchas de las empresas que se vieron atrapadas antaño por socios tecnológicos que les dificultaron al máximo migrar a una nueva plataforma se han trasladado a proveedores en la nube que hacen que sea igualmente difícil salir.

"Amazon, Google y Microsoft están haciendo todo lo posible para encerrarte al cien por cien en sus feudos", dice Dave Friend, CEO del proveedor de almacenamiento en la nube Wasabi. "Tienen unos desagradables cargos por salida, por lo que cada vez que desees sacar tus datos de su entorno debes pagarlos. Te bloquean con protocolos propietarios y esquemas de precios que te penalizan por tratar de salirte de sus jardines amurallados."

Pero al igual que muchos proveedores de software monolítico han sido forzados por competidores disruptivos a volverse más flexibles, los gigantes de la nube están siendo desafiados por nuevas empresas que eventualmente los obligarán a derribar esos muros.

"Hay docenas de empresas innovando en todas las áreas principales que Amazon está atendiendo", dice Friend. "Si soy un desarrollador que está construyendo un pequeño prototipo de aplicación, está bien usar uno de estos productos cerrados como el de Amazon porque tiene todo bajo un mismo techo. Pero si voy a la producción y gasto millones de dólares al año, me tomaría en serio el construirla mayormente fuera de Amazon, porque no es difícil hoy en día y hay mucha gente que lo está haciendo."

Vieja regla: si no está roto, no lo arregles

Nueva regla: si no está roto, rómpelo

Hace una década, el trabajo de TI era mantener la disponibilidad alta y los costes bajos, minimizar las interrupciones y evitar incumplimientos. Hoy en día, CIO realmente significa 'Chief Innovation Officer', Director de Innovación. Moverse rápido y romper cosas es el nuevo mandato.

"Los CIO ahora son responsables de las innovaciones de productos y servicios que hacen que crezcan los ingresos, aumentan la lealtad y eliminan a la competencia", dice Bhanu Singh, vicepresidente de desarrollo de productos y operaciones en la nube de OpsRamp, una plataforma de gestión de operaciones basada en IA. "Sobre todo, deben alentar la toma de riesgos calculada, especialmente en torno a la tecnología y a los ecosistemas perjudiciales, para mantener el negocio y la organización un paso por delante de los competidores".

Todas las compañías deben repensar sus procesos de manera continua, dice Lightman de CMU. Las grandes corporaciones alérgicas al riesgo deben fijarse en la TI para evaluar los desafíos de la innovación y cómo gestionarlos.

"Puede haber muchas disrupciones dentro del mercado, indicando a las empresas que deben asumir más riesgos de los que podrían sentirse cómodos", dice. "Liderando, el equipo de TI puede ayudar al evaluar y comprender todos los riesgos y cómo mitigarlos. El CIO y el equipo de TI están muy bien equipados para traer innovación e ideas, porque están buscando datos constantemente".

Vieja regla: el lugar del CIO está en el centro de datos

Nueva regla: el lugar del CIO está en la sala de juntas

Durante años, los CIO fueron relegados a las polvorientas galerías de la sala de servidores, donde su trabajo era mantener las luces encendidas y los servidores en funcionamiento. La era de la transformación digital ha cambiado eso para siempre.

"En un momento en la que la compañía media gasta más de presupuesto en TI que en cualquier otra categoría y donde la compañía está fuera del negocio si la tecnología no funciona, la TI debe estar presente en el equipo directivo", dice Oli Thordarson, CEO del proveedor de servicios de TI Alvaka Networks. "Un verdadero CIO debería estar sentado en las reuniones de gestión directiva, informando al CEO".

Para muchas empresas, la transición ha sido lenta y constante. Según un informe de 2017 de Windstream y Forrester Research, el 36% de los líderes empresariales consideran la TI como un socio estratégico dentro de la clase dirigente. Alrededor de un tercio de las empresas dice que la TI está en proceso de transformarse en un líder estratégico en innovación, mientras que el resto aún trata al personal de tecnología principalmente como los que se encargan de los pedidos.

Pero si los líderes tecnológicos quieren ser tomados en serio a nivel estratégico, necesitan hablar el lenguaje de los negocios, agrega Thordarson. Los CIO no persuadirán a nadie para que haga inversiones de capital en nuevas tecnologías hablando sobre velocidades y avances; necesitan demostrar cuánto tiempo o dinero ahorrará la tecnología, o cómo permitirá a la empresa ofrecer servicios adicionales y expandirse a nuevos mercados.

"Cuando los CIO se comunican de esa manera con el cuadro directivo, se convierten en activos valiosos, no en un gasto no confiable", explica.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios