Industria y Utilities | Noticias | 15 NOV 2019

Las fábricas inteligentes aportarán hasta 2,2 billones de dólares a la economía mundial

Aumenta el porcentaje de organizaciones que tienen en marcha iniciativas de este tipo, para las que se invierte, de media, un 3,24% de sus ingresos.
fábrica industria
Redacción

La integración de nuevas tecnologías en fabricación, el desarrollo de plantas de producción inteligentes, se está popularizando en los últimos años. Es una de las principales conclusiones del informe Smart factories at scale, realizado por el Instituto de Investigación de Capgemini a través de consultas a más de un millar de empresas de manufactura de 13 países, entre ellos España, y distintos subsectores.

Según este estudio, la aportación de las fábricas 4.0 a la economía mundial oscila entre los 1,5 billones de dólares y los 2,2 billones. Este rango mejora el que la consultora manejaba en un estudio similar realizado en 2017, cuando se establecía entre 0,5 y 1,5 billones. En el informe de este año, Capemini examina los objetivos de ganancias derivadas de la productividad esperadas en cada planta, junto con las ganancias actuales, para diseñar tres escenarios. En el más conservador, la aportación será de 1,5 billones de dólares al PIB mundial. La media se sitúa en los 2 billones, mientras que en una previsión agresiva se amplía esta cifra hasta los 2,2 billones. 

Entre los factores que se manejan para esta mejora en las previsiones está el mayor interés que se detecta en las iniciativas que habilitan plantas digitales y que se basan, fundamentalmente, en la introducción de conectividad, automatización inteligente y gestión de datos en la nube y analítica. En términos porcentuales, el informe sitúa en un 68% las organizaciones que tienen ya en marcha proyectos de fabricación inteligente, una cuota que mejora en 25 puntos el dato de 2017.

Sin embargo, si se engloba las que tienen previsto desplegar estos sistemas en el próximo año, el total cae: son un 6% en 2019, mientras que en 2017 eran un tercio del total. Esto hace pensar que gran parte de las que en 2017 tenían planeados proyectos de este tipo ya los han lanzado. Sin embargo, aumenta el porcentaje de las que no tienen previsiones de este tipo: eran un 24% en 2017 y son en 2019 un 26%. Se estima, además, que la expansión del estándar de red móvil 5G contribuirá a acelerar el despliegue de iniciativas inteligentes.

Por países, Reino Unido e Italia son las que manejan un mejor porcentaje de fábricas que han implantado medidas digitales en los últimos dos años, con un 33 y un 32% respectivamente. China y Japón son las que manejan una mayor proporción de fábricas 4.0 en los próximos cinco años, con un 45%. En relación al índice de adopción destacan tres países: China y Japón, marcados por sus buenos resultados a futuro, y Alemania. En el caso de España, un 30% de plantas han implantado iniciativas inteligentes, a las que se sumará un 39% en los próximos cinco años, lo que sitúa el índice de adopción en el 0,8. 

En relación a la inversión que requieren estas propuestas, se detecta también cierto optimismo en los planes de las organizaciones. Si en los últimos tres años se destinaba, de media, un 1,91% del total de ingresos de la compañía, en los próximos tres años se calcula que aumentará hasta el 3,24% de la facturación

El estudio identifica además los dos retos principales de las smart factories. Por un lado, está la convergencia entre TI y operaciones, con el despliegue e integración de plataformas digitales, la disponibilidad de datos y la ciberseguridad. El otro elemento sería la adaptación al conjunto de conocimientos y competencias requeridos para impulsar la transformación, en el que se engloban capacidades interdepartamentales, habilidades actitudinales y competencias digitales.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios