Industria y Utilities | Noticias | 15 OCT 2019

URSA actualiza el puesto de trabajo y sus centros de datos

La compañía incorpora las herramientas de Microsoft 365 y Azure de la mano de DXC Technology.
URSA
Redacción

La firma fabricante de materiales de aislamiento térmico y acústico para edificios URSA avanza en su proceso de transformación digital de la mano de DXC Technology y Microsoft. La compañía ha emprendido una iniciativa para actualizar sus sistemas en una doble vertiente: el puesto de trabajo y los centros de datos

La renovación del puesto de trabajo se ha canalizado a través de la migración de más de 1.100 usuarios a Microsoft 365. En este entorno se incluye Office 365 y Windows 10, además de la plataforma Enterprise Mobility + Security. Este es un conjunto de herramientas de movilidad y seguridad inteligente, a las que se puede acceder de forma segura a través de cualquier dispositivo, tanto desde redes empresariales como domésticas.

La adopción de esta plataforma ha querido favorecer la comunicación, el intercambio de documentos y archivos y la movilidad de la plantilla, como destaca Joaquín Lozano, CFO de URSA. "La colaboración es cada vez más crucial para nosotros y el nuevo puesto de trabajo, en permanente evolución, nos ofrece esa posibilidad gracias, por ejemplo, a herramientas como Microsoft Teams". Lozano pone en valor la aportación de estos sistemas para fomentar el trabajo conjunto y favorecer la innovación y productividad, independientemente de la ubicación geográfica.

En relación a los centros de datos de la firma, que están gestionados por DXC Technology, el proceso de actualización aún se está llevando a cabo, con la previsión de que se hayan migrado por completo a Microsoft Azure antes de diciembre de 2019. Hasta el momento, la organización estaba funcionando con las soluciones de gestión de SAP, que se están llevando también a la nube, y en entornos on-premise

Esta modalidad "resultaba cada vez más limitante", en palabras de Joaquín Porte, CIO de URSA, que explica que, con el traslado a la nube de Microsoft, se están detectando ya distintos beneficios. Entre estas ventajas está la agilidad y simplicidad en el despliegue de nuevas soluciones en caso necesario, la facilidad para escalar y sumar nuevos servidores o de comprobar, por ejemplo, "qué máquinas están activas y apagar aquellas que no son necesarias para no incurrir en costes adicionales".

"SAP y Azure ofrecían la funcionalidad que necesitábamos y unos costes razonables en infraestructura y mantenimiento que se ajustaban a las necesidades de URSA. También nos ha facilitado la escalabilidad necesaria para realizar un despliegue por fases, de forma que el dimensionamiento de la infraestructura la marcaran los propios plazos del cliente", concluye Juan Parra, director general para DXC Technology en España y Portugal.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios