Liderazgo | Noticias | 11 ENE 2019

Objetivos para los CIO en el nuevo año

Tags: CIO TI
calendario 2019
Redacción

Septiembre y enero son los dos meses clásicos del año en que la gente decide pararse y replantearse sus metas personales o profesionales; uno tras el final del verano y otro, lógicamente, con el nuevo año. En el comienzo de 2019, Gartner ha planteado una lista de diez objetivos para los CIO, con puntos en los enfocar su trabajo para los próximos doce meses. 

La consultora divide estas resoluciones en tres tipos de medidas: replantear el alcance y propósito; reiniciar la forma de pensar; y recodificar comportamientos y creencias. Su idea no es que se busque cumplir con todas las pautas, sino plantear un abanico de posibilidades de los que los CIO deben seleccionar tres o cuatro metas individuales en las que enfocarse a lo largo de 2019.

Replantear el alcance y propósito

En esta categoría entran una serie de objetivos destinados a ampliar las miras del responsable de TI y hacer que cuestione si la estrategia es la más correcta. En esta línea, se aboga por fortalecer la visión periférica en vez de la de túnel, que abra al CIO a la innovación fuera de sus áreas conocidas. Para esto, propone medidas como acudir a eventos de tecnologías no tradicionales. 

Otro de los puntos clave es cambiar el énfasis del cómo al por qué. Esto implica la reevaluación por el CIO de la motivación inicial bajo la cual su empresa establecía sus proyectos en digitalización, reformulándola si es necesario o reorientando las propuestas para su éxito. 

El tercer objetivo en esta categoría sería intentar ocupar espacios digitales en blanco. Para esto, el líder de TI debe encontrar un área relacionada con la tecnología en la que negocios similares no estén realizando logros y formar un equipo mínimo para demostrar el potencial que puede tener. Se trata de descubrir nuevos nichos hacia los que expandirse.

Reiniciar la forma de pensar

Aquí se establecen cuatro estrategias básicas. En primer lugar, alejarse del pensamiento centrado en presupuesto para evolucionar hacia el que pondera las pérdidas y ganancias comerciales. Esto es: no dirigir la parte de TI asociándola a los costes, sino al crecimiento de los ingresos, a cómo contribuyen los proyectos en sistemas a la empresa.

Además, se plantea el objetivo de liderar con una visión basada en neurociencia o ciencia del comportamiento, que explica por qué se hace lo que se hace. Para familiarizarse con el concepto, Gartner plantea realizar formación limitada en el tema, posiblemente expandiéndola al equipo, de forma que se mejore la salud mental del departamento. Esta herramienta puede resultar de utilidad para las organizaciones que necesitan un cambio hacia una cultura digital. 

En esta línea, se propone el establecimiento de periodos de desintoxicación digital: pasarse entre dos y cinco días desconectado de cualquier dispositivo tecnológico. Incluso, tras este proceso, se puede plantear la desactivación de las notificaciones o la realización de reuniones sin necesidad de elementos digitales. 

Esto no implica, evidentemente, que el CIO desconecte siempre de la tecnología. De hecho, el cuarto punto pasa por establecer un tiempo para experimentar directamente con distintas herramientas emergentes. Más allá del trabajo diario en los propios sistemas de la organización, tomarse un periodo en el que familiarizarse con las tecnologías, incluso destinando a ese tiempo parte del presupuesto, puede ser clave para cambiar la mentalidad del responsable de TI. 

Recodificar comportamientos y creencias

Menos sesgos y mayor liderazgo y positivismo en TI: estos son los tres objetivos para el año que ayudan a reformular las pautas de actuación del CIO. El primero, reducir sesgos empresariales, para por revisar procesos y contratación para detectar posibles brechas y obstáculos tanto en la captación de talento externo como en la promoción interna. La revisión del lenguaje empleado para tratar en términos de iguales con el resto de la junta directiva, y no como líder de un área aparte, puede servir para ampliar la esfera de actuación y el papel del departamento de TI. En línea con esto, pese a que la visión sobre la parte de sistemas no siempre ha sido tradicionalmente positiva, los CIO deben avanzar hacia una cultura de orgullo y positividad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios