Liderazgo | Noticias | 07 ENE 2019

Siete inversiones de TI clave para 2019 (y tres que se enfriarán)

Tags: CIO TI
Las inversiones en tecnología están, a la vez, aumentando y disminuyendo a medida que la transformación digital afecta a las empresas de todos los tipos y tamaños. He aquí un vistazo a los posibles puntos fríos y calientes de la tecnología del 2019.
Inversión
Redacción

La transformación digital está sacudiendo las raíces de la industria de TI, y los CIO están reaccionando mediante el fortalecimiento de sus apuestas en varias tecnologías nuevas prometedoras, mientras retiran las inversiones en otros sectores.

Una encuesta reciente de Gartner, 2019 CIO Agenda: Secure the Foundation for Digital Business, ha identificado varias áreas de tecnología de transformación digital que están experimentando un fuerte respaldo de inversión empresarial y un puñado de sectores que están languideciendo o en los que se está reduciendo la financiación. John Edwards, de la edición de CIO de Estados Unidos, recopila las siete tendencias en inversión en TI de moda y las tres que están enfriándose.

En auge: BI / análisis de datos

La inteligencia empresarial (BI) y la analítica están evolucionando de las herramientas impulsadas por TI en busca de un problema a desarrollarse para las necesidades de las líneas de negocios. Eso sí, no se deben olvidar de los usuarios a la hora de abordarlas.

En auge: seguridad cibernética / informativa

Con prácticamente todos los líderes de TI enfocados en la protección de sistemas y datos, no es sorprendente que la inversión en tecnologías de seguridad sea sólida en 2019. A medida que las herramientas de seguridad existentes maduren, la creciente adopción de las tecnologías emergentes, especialmente las redes de Internet de las cosas (IoT), presentará nuevos y serios retos de seguridad. 

En auge: servicios en la nube

Los especialistas prevén que 2019 será un gran año para los servicios y soluciones en la nube, a medida que más organizaciones recurren a plataformas cloud para partes de su infraestructura de datos y análisis. 

En auge: transformación y mejoras del sistema central 

A medida que se desdibujan las líneas entre la empresa y las aplicaciones de consumo, aumenta la presión en los sistemas centrales. Esto les obliga a sumar capacidades de red, almacenamiento y computación dinámicas y de alto rendimiento.

En auge: iniciativas empresariales digitales

El marketing impulsado por la experiencia es una forma poderosa de construir, mantener y fortalecer las relaciones. 

En auge: experiencia del cliente / usuario

Las tecnologías de experiencia del cliente / usuario deben ser una prioridad para 2019, según los especialistas, y la modernización digital provee herramientas para ello como los chatbots.

En auge: inteligencia artificial / aprendizaje automático

Los CIO emplearán agresivamente datos e inteligencia artificial en los próximos meses para así poder reducir el gasto, mejorar la agilidad de la TI empresarial y acelerar la innovación. Sin embargo, aunque la aplicación de IA es una de las tendencias de futuro, no todas las organizaciones tienen aún las capacidades necesarias para ello, y habrá que vigilar para comprobar que no traiga problemas.

Enfriamiento: planificación de recursos empresariales (ERP)

El ERP tradicional basado en las instalaciones se ubica en el antiguo campo como una tecnología madura, por lo que la nueva inversión está disminuyendo, aunque se espera que continúen evolucionando en los próximos tiempos e incluyendo herramientas tecnológicas.

Enfriamiento: soluciones CRM

Aunque el futuro inmediato de la gestión de las relaciones con los clientes (CRM) parece sombrío, el análisis de datos impulsado por IA tiene el potencial de revitalizar el sector en los próximos años. Los sistemas CRM de vanguardia pueden inferir información sobre si una oportunidad se cerrará en función de los datos recopilados, como la actividad del cliente, el tráfico web, los correos electrónicos, las propuestas abiertas y más.

Enfriamiento: IoT

En este caso, es un enfriamiento del interés muy leve. El despliegue de la infraestructura se está acelerando, cuando no está ya madura. Pero también implica una serie de retos y problemas, que pueden ralentizar su implantación y, por tanto, la inversión.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios