Transportes | Noticias | 30 ENE 2020

Posibilidades de la aplicación de BI en el sector hotelero

La optimización de los procesos de negocio o la adecuación de la oferta a cada cliente son algunas de las ventajas de la aplicación de plataformas de inteligencia en hoteles.
Hotel
Redacción

La integración de las nuevas tecnologías en el sector turismo está popularizándose, de la mano de las facilidades que impulsan y las mejoras que posibilitan a todas las personas involucradas en el proceso, desde los equipos que trabajan en la industria a las que disfrutan de viajes o estancias. Entre las distintas herramientas que se pueden emplear están las que tienen por base la inteligencia de negocio o Business Intelligence.

Para la firma especializa en implementación de soluciones BI Nunsys, su uso es "cada vez más necesario para la hotelería de mediana y gran envergadura". Desde la compañía citan un estudio de la consultora Starfleet Research, según el cual los motivos principales para su empleo son la reducción de tiempos de recogida de información y la agilización de los procesos de toma de decisiones. 

Desde Nunsys apoyan esta visión. Para la consultora, los programas de inteligencia de negocio son herramientas útiles en las operaciones de medida y procesamiento en tiempo real de los datos que se generan en los distintos departamentos de un hotel. Los sistemas de este tipo conectan la información y la centralizan en un cuadro de mando, que por lo general suele presentarla de forma visual y ser accesible desde cualquier lugar y dispositivo.

Así, la firma pone el ejemplo de cómo estas herramientas sirven para generar un informe en el que se contemplen los KPI que se consideren clave en el funcionamiento del hotel. Cuando alguno de los valores analizados supera los que se hayan establecido como aceptables, el sistema avisa a los equipos involucrados. Esto sirve para realizar "una foto dinámica del estado general del hotel, posibilitando tomar decisiones sobre su ocupación, el RevPAR (Revenue Per Available Room), la política de pricing o anticiparnos a necesidades futuras", en palabras de Francisco Diana, director de Business Analytics en la compañía.

El BI se puede aplicar no solo al propio trabajo de gestión, sino también a la fidelización de clientes. Las herramientas de inteligencia de negocio recaban información sobre parámetros como la duración y frecuencia de las estancias o las preferencias de cada usuario, que sirven para analizar qué se está ofreciendo, qué resulta de mayor interés y cuáles de esos servicios se relacionan en mayor grado con la satisfacción del cliente. También permiten adelantarse a las necesidades, facilitando el diseño de una oferta más personalizada. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios