Turismo | Noticias | 17 ENE 2019

Qué tecnologías están definiendo el sector de viajes y turismo

'Big data', IA, cloud o IoT están ganando peso en la industria turística para mejorar la oferta a viajeros, facilitar su experiencia y ganar en control y automatización del proceso.
Mapa turismo
María Ramos

El sector turístico y la industria de los viajes no son ajenos a la transformación digital, aunque España no sea precisamente un ejemplo en lo que al grado de consolidación de nuevas tecnologías en el sector se refiere. Sin embargo, el papel que pueden jugar determinadas herramientas para mejorar tanto el proceso de gestión como la experiencia del propio viajero es esencial para garantizar la sostenibilidad y fomentar la agilidad de una de las industrias más importantes del país, que según los últimos datos del INE, aporta el 11,7% del PIB y genera el 12,8% de los empleos.

Desde Sngular, que acaban de lanzar el Observatorio Traveltech junto con Mobile World Capital Barcelona, apuntan siete tendencias como las más relevantes: inteligencia artificial, cloud, 'big data', 'blockchain', robótica, IoT y realidad virtual y aumentada

El uso de plataformas en la nube lo vinculan a una mejor accesibilidad a los servicios y productos, que hoy en día se gestionan de forma mayoritaria a través de internet. Lo vinculan a la conectividad, que está ganando fuerza para facilitar la experiencia turística; esto, a su vez, tiene un efecto importante en que las zonas especialmente visitadas son cada vez más conscientes de la importancia de una buena cobertura de red. El IoT tiene múltiples aplicaciones en el sector, como para facilitar el 'check-in' en hoteles o en el seguimiento de rutas. Desde GlobalData señalan, por ejemplo, su utilidad para localizar el equipaje perdido, como lo aplica la aerolínea Lufthansa; o el empleo de 'wearables' en los parques Disney para reducir esperas y saber dónde está y qué realizan los visitantes.

Con la cantidad de información que generan los usuarios a la hora de organizar y realizar sus viajes, es lógico que el aprovechamiento de esos datos sea otra de las tendencias tecnológicas que están marcando el sector. El 'big data' permite tanto mejorar como segmentar la oferta a los usuarios, al extraer patrones y conclusiones y definir oportunidades a través del análisis de los contenidos generados y de su integración con la inteligencia artificial. Un ejemplo de esto se ha visto en la gestión de venta de entradas inteligente que ponía en marcha la Galería Uffizi, el centro de arte más visitado en Italia, el pasado mes de octubre. Gracias a este modelo, que combina algoritmos con 'big data', se están ajustando los tiempos de visita para evitar esperas innecesarias.

Son varias las ramas de la IA que aplican en el sector, como el 'machine learning' o el procesamiento del lenguaje natural, que se emplean habitualmente de forma conjunta a otras tecnologías como el propio 'big data' para optimizar procesos y servicios. Uno de sus grandes desarrollos son los chatbots o asistentes virtuales, que agilizan el proceso de atención al cliente y liberan a las organizaciones del peso de tareas rutinarias que se pueden automatizar. 

En robótica, desde Sngular apuntan al futuro empleo de dispositivos de este tipo en tareas específicas, como limpieza de habitaciones. Un estudio de la compañía Travelzoo de 2016, realizado mediante encuestas a más de 6.000 viajeros, mostraba la asimilación de este tipo de herramientas: dos tercios de los encuestados decían que se sentirían cómodos si se emplearan en la industria turística.

El 'blockchain' está buscando todavía confirmarse como la gran revolución tecnológica que muchos auguran que será. Para el turismo, los casos de uso de la cadena de bloques pasan por incrementar la confianza y la seguridad en determinados procesos. Un ejemplo que ponen desde Sngular es su aplicación en la verificación de las valoraciones de portales de alojamiento, claves para otros clientes. Su empleo podría ayudar a las plataformas a agilizar la comprobación de la autenticidad del perfil, además de mejorar la seguridad de los otros usuarios en que esa opinión es confiable.

Aunque la realidad virtual y aumentada ya han vivido tiempos mejores en lo que a previsiones de popularización se refiere, sobre todo la primera, las posibilidades de su uso se mantienen en el sector de viajes. El empleo de realidad aumentada puede mejorar la experiencia del turista, permitiendo por ejemplo mostrar cómo era un espacio en la antigüedad, mientras que la realidad virtual se puede utilizar en los procesos de compra o de preparación del viaje: algunas aerolíneas muestran a sus clientes las cabinas del avión, como una forma de incrementar las ventas de billetes o de servicios auxiliares. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios