Turismo | Noticias | 04 ABR 2019

La transformación tecnológica de Iberostar le permite reducir en un 79% el consumo de papel

El grupo actualiza las operaciones de 'back office' en varios de sus hoteles para alinear el trabajo de TI con su estrategia de turismo responsable.
Hotel
Redacción

La aplicación de herramientas digitales en el negocio del hospedaje se puede gestionar a través de múltiples vías. La promoción de la presencia en internet y el desarrollo de aplicaciones que simplifiquen el proceso de reserva o check-in, el uso de dispositivos conectados en las propias instalaciones o la adopción de sistemas en la nube para agilizar la carga de TI son algunos ejemplos de cómo esta relación permite mejorar la experiencia del cliente y optimizar la gestión y el trabajo a nivel interno. 

Una muestra de los beneficios que la tecnología puede brindar al sector hotelero está en la digitalización de Iberostar. La multinacional española ha transformado sus procesos de 'back office' y las operaciones principales, en un proyecto que se ha desplegado con la colaboración de la consultora Quint en varios de los hoteles de referencia del grupo. Es una de las claves de su apuesta por un modelo de turismo responsable, orquestada en el plan  'Ola de cambio', que tiene el objetivo de potenciar los canales digitales y limitar el consumo de papel. 

Hasta el momento, se ha conseguido reducir en un 79% el uso de papel, que según los datos de la cadena superaba las 200.000 impresiones anuales por hotel, entre las tareas de oficina y las de recepción y atención a clientes. Para esto, Quint realizó un análisis del gasto habitual en los distintos procesos, que completó con dinámicas con los trabajadores implicados en estas operaciones para conocer sus evaluaciones. 

Esto llevó al establecimiento de distintas medidas, basadas en herramientas tecnológicas, para minimizar el consumo de papel. Entre otras, se implantaron herramientas de 'workflow' con validación de documentos mediante firma virtual y dispositivos móviles con acceso remoto a los sistemas principales. También se digitalizaron las tareas de recepción y su relación con otras operaciones. 

Así, la consultora definió la hoja de ruta del proyecto con el que abordar la desaparición parcial del trabajo en papel. La compañía estima que, desplegado en todas las instalaciones del grupo, se evitará el uso de más de 3 millones de hojas anuales, equivalente a 450 árboles. Llevando estos datos a la estimación del coste medioambiental de la creación del material, se calcula que el proceso de transformación digital hará que se ahorren más de 850.000 litros de agua y 177.000 kwh de electricidad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios