Liderazgo | Noticias | 07 MAY 2019

La escasez de talento digital, un problema lejos de solucionarse

Los últimos datos apuntan a una fuerte desconexión entre lo que el mercado demanda en profesionales tecnológicos y el grado de especialización de los trabajadores.
equipo trabajo empresa
María Ramos

Con los datos de la bajada de paro en España todavía frescos —abril ha visto reducirse el número de desempleados en 172.302 personas—, la situación en el sector tecnológico de falta de personal cualificado resulta aún más llamativa. Desde el ICEMD, el Instituto de la Economía Digital de la escuela de marketing y negocios ESIC, advierten de dos características concretas. Por un lado, la demanda mundial de especialistas en 'blockchain', una de las tecnologías que más impulso ha recibido en los últimos meses, ha aumentado en más de un 500% a lo largo de 2018. Pero la brecha de talento lo es, además, de formación: según el centro, uno de cada cinco ingenieros de software tiene que aprender por su cuenta. 

Estos datos corroboran las últimas investigaciones sobre el tema. Según la consultora EY, un 40% de las firmas analizadas en su informe Building a Better Working Europe calificaron como complicada la contratación de talento digital. Además, se percibe una desconexión entre las estrategias de transformación digital de las compañías y las de recursos humanos: más de un tercio de encuestados no integra iniciativas de talento dentro de los planes tecnológicos. Entre los perfiles más demandados, el personal especializado en ciberseguridad, inteligencia artificial, robótica y 'big data'. 

El informe Digital Talent Overview 2019, de Barcelona Digital Talent, corrobora esta impresión. Según los datos que maneja esta alianza, impulsada por, entre otros, la asociación Mobile World Capital Barcelona, en 2020 habrá en Europa 900.000 puestos sin ocupar relacionados con roles tecnológicos. Esto, pese a que el número de profesionales está creciendo tímidamente: en 2018 aumentaron en un 4% los trabajadores formados en este tipo de competencias. "La brecha entre proveedores y demanda se incrementará en los próximos años", afirman en el estudio; de hecho, mientras que la necesidad de personal cualificado en temas digitales ha aumentado en un 36,1%, la del conjunto de empleados lo ha hecho apenas en un 3,2%. 

En España, el último informe de la compañía VASS, realizado en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, corrobora esta perspectiva al apuntar a una importante brecha de talento entre lo que se pide desde las empresas y los perfiles que salen de universidades y centros formativos. Una encuesta de la patronal tecnológica DigitalES señalaba en julio del pasado año que 10.000 empleos están sin cubrir en nuestro país por falta de perfiles cualificados. La misma organización demandaba en su primer congreso, celebrado ese mismo mes, un cambio en la formación y en la educación para adecuarlas a las necesidades del nuevo mercado laboral que potencia la transformación digital. 

Además del propio problema de la brecha de talento, dentro del ecosistema profesional digital hay una brecha de género. Así lo señalaba también la patronal tecnológica en un informe elaborado con la consultora Quanticae y publicado el pasado mes de enero. Según este documento, únicamente el 14,6% de los titulados en estudios tecnológicos son mujeres, y pese a que su salario es, de media, un 22% superior al de otros sectores, ganan un 8,9% menos que sus compañeros varones. Distintos aspectos de un problema que amenaza con lastrar el actual panorama de transformación digital en las organizaciones.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios