Sanidad | Noticias | 21 MAR 2019

Los centros públicos sanitarios de la Comunidad de Madrid se modernizan

Se calcula que para 2020 el 100% de los espacios de este tipo contarán con herramientas de videocolaboración, con proyectos concretos como las consultas virtuales de dermatología.
salud
Redacción

Los avances en tecnología se dejan sentir en numerosos ámbitos, entre ellos el de la salud y la medicina. Para la firma Forrester, dos de los ejes del trabajo en este sector son la experiencia del paciente y la transformación digital, íntimamente vinculados. En esta línea se mueve en la actualidad los centros públicos con profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid, que están modernizándose para agilizar la adopción de sistemas de videocolaboración

La implantación de estas herramientas se comenzaba en 2010, cuando desde la Consejería de Sanidad tuvieron que dotar a los centros de atención primaria de una solución de videocolaboración para ofrecerles formación remota, como refuerzo a la implantación de su nuevo sistema de historia clínica. Se comenzó así con la cobertura de aproximadamente 260 centros con equipos de Logitech. Cuatro años más tarde, el organismo avanzó en el desarrollo de un plan de telemedicina, que contemplaba la incorporación de equipamiento para la videocolaboración en todos los centros con profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid,

Por el momento, estos servicios se han desplegado ya en un 45% de los centros, entre ellos todos los hospitales públicos, y se calcula que se conseguirá cubrir toda la red para 2020.

Los sistemas de videoconferencia se utilizan para distintas tareas, como la formación médica en remoto, el desarrollo de sesiones clínicas conjuntas entre profesionales y las reuniones de grupos multidisciplinares, en las que estudiar desde varios enfoques casos de pacientes, e incluso para teleconsultas a pacientes. Con esto se evitaría el desplazamiento inneccesario de pacientes, y se agilizaría su derivación y diagnóstico. 

En concreto, está ya en marcha un proyecto que emplea tecnología de vídeo —si bien no en directo—: la “e-Consulta de dermatología”. Esta iniciativa facilita el envío en diferido desde la consulta de atención primaria al profesional de la piel imágenes y anotaciones de casos de esta especialidad, para que este lo evalúe y emita un informe.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios